Consejos para crear un rincón de juegos en el salón
Pocas veces las viviendas disponen de las habitaciones necesarias para que el pequeño de la casa cuente con una sala de juegos, y las habitaciones son a veces tan pequeñas que los niños no disponen del espacio suficiente para jugar con tranquilidad. Por eso, y porque seguramente los padres estarán más tranquilos, es buena idea destinar un espacio el salón para que los niños puedan jugar.

A continuación te damos las claves para que crees este rincón de la mejor manera posible. ¿Nos acompañas?

Un entorno saludable

En primer lugar, es importante que el espacio sea saludable para el pequeño. Para ello, lo mejor es colocarlo cerca de la ventana para que tenga luz natural, con vistas a la vegetación o decorado con plantas. De la misma forma, te recomendamos que te decantes por muebles y textiles de materiales naturales, como la lana, algodón, sisal o madera. De esta manera evitarás la electricidad estática.

Consejos para crear un rincón de juegos en el salón

Cómo equipar el rincón

Lo más sencillo será equipar el salón, ya que solo necesitarás una pequeña mesa y cestas o cajas para organizar sus juguetes y cuentos. Sea como sea, deberás optar por piezas a la medida del niño y que les resulten ergonómicas. Te recomendamos que escojas las piezas del mismo material y color que los muebles del salón y, así, su rincón se verá más integrado. Por otro lado, no te olvides de colocar una alfombra para delimitar el espacio, que además te permitirá que los pequeños estén más cómodos.

Toques de color

Por otro lado, será importante que equilibres el espacio combinando tonos que estimulen (naranja, rosa, fucsia), con otros que relajen (azules, verdes). Podrás introducir estas tonalidades en detalles y textiles como cojines, plaids, cajas o la misma alfombra.