Consejos para cuidar el parquet durante el invierno
Queda un mes y medio para la llegada del invierno, pero ya comenzamos a notar el frío debido a la considerable bajada de las temperaturas de los últimos días. En esta época del año, además de ponernos al día con la ropa de abrigo y el resto de textiles característicos de la temporada, y de poner en marcha la calefacción, tenemos que prestar atención a otros factores domésticos como, por ejemplo, al parquet y las tarimas.

Si en tu casa dispones de este tipo de suelo, deberás cuidarlo de una manera especial durante el invierno. ¿Quieres saber cómo conseguir que tu parquet acabe la estación más fría del año en perfectas condiciones? Pues estate muy atento a lo que vamos a contar a continuación.

Consejos para cuidar el parquet durante el invierno

Material higroscópico

Como sabes, la madera es un material sano y confortable que ayuda a mantener unas condiciones térmicas óptimas en la vivienda. Sin embargo, al ser un material higroscópico, absorbe o cede humedad del ambiente, algo que podría notarse durante esta época del año. Para evitar que el suelo acabe perjudicado, lo mejor es mantener una humedad relativa entre el 50% y el 70% en las zonas de litoral y un poco menos en las zonas de interior, pero durante el invierno se suele padecer una significativa bajada en la humedad ambiental.

Pérdida de humedad

Si la baja humedad se mantiene durante muchos días, se puede producir una pérdida excesiva de humedad del pavimento y, como consecuencia, que la madera se contraiga, apareciendo las poco estéticas juntas.

Consejos para cuidar el parquet durante el invierno

Soluciones

Para evitar el desecamiento del parquet lo mejor es colocar humidificadores, ventilar brevemente las estancias, fregar el suelo con agua tibia escurrida, regar las plantas o repartir recipientes planos con agua en lugares estratégicos.