Consejos para dar más calidez al salón
Una casa ideal es aquella que nos haga sentir a gusto, un lugar para desconectar del mundo y dedicarnos solamente a nuestra esfera íntima y familiar. Para conseguirlo, nada mejor que crear un entorno en el que se respire confort y calidez por doquier.

Existen muchos elementos que a veces no tenemos en cuenta y que realmente son importantísimos para crear esta atmósfera tan deseada. Si quieres aplicar algunos de ellos estás de suerte, ¡porque aquí te acercamos unos cuantos!

Lo principal para una decoración más cálida son los colores: los tonos claros (nunca el blanco) como el crema, el marfil o el color hueso combinados con otros tonos marrones y anaranjados son perfectos para el ambiente, y puedes utilizarlos tanto en paredes como en sofás, muebles o complementos de la estancia. Además, los tonos claros siempre aportan luz, lo que también nos favorece.

La iluminación es también muy importante; no sólo hay que tener en cuenta la luz natural sino también una luz artificial, que debe ser algo tenue y cálida, no demasiado blanca ni muy potente puesto que daría una sensación artificial y fría.

Consejos para dar más calidez al salón
Otro elemento que garantiza el confort de forma estética y práctica es el suelo. Lo mejor es revestirlo con fibras naturales o madera como el conocido parquet o la tarima flotante.

La ornamentación de la habitación debe ser selecta y huir del desorden. Puedes utilizar una misma textura y una única paleta de colores (de beige a marrón, pasando también por naranjas) para todos los textiles, sea en la alfombra del suelo, en los sofás o en las mantas, que son además de un recurso perfecto para reforzar el aspecto de calidez un elemento muy práctico para sentir calorcito real en el cuerpo.

Si vas a poner algún cuadro debes buscar tonalidades similares a las especificadas anteriormente, que encontrarás en muy diversos motivos. Para un resultado espectacular, busca pinturas o fotografías de motivos que evoquen paisajes de dunas, áridas reservas africanas de animales o una playa de arena dorada, por ejemplo.