Consejos para decorar al estilo rústico
Si tienes o has adquirido una vivienda que posee una estructura rústica, aprovéchala al máximo y consigue que toda la decoración esté acorde con el estilo de la casa. Este estilo te invita a estar en contacto con la naturaleza, algo que se consigue gracias al uso de materiales naturales como la madera, cerámica, hierro, paja o mimbre.

El objetivo del estilo rústico es lograr un ambiente relajado, campechano y tradicional, que gire en torno a la naturaleza. Aunque dentro de este estilo pueden encontrarse diferentes tendencias, todas comparten dos cosas en común: la búsqueda de la tranquilidad y la armonía con la naturaleza. ¿Quieres saber cómo darle un toque rústico a tu hogar? A continuación te damos unos consejitos.

Colores

Para conseguir el estilo rústico en tu hogar necesitarás crear ambientes cálidos y sencillos pero que inspiren confort y resistencia. Lo mejor para este objetivo es utilizar colores cálidos, como las tonalidades tierra en las paredes o el techo. También son recomendables los colores que solemos ver en la naturaleza, como los rojizos, marrones, verdes o grises. De la misma forma, deberás evitar tonalidades muy brillantes.

Si quieres añadir un toque de contraste, puede utilizar otros colores en textiles, macetas, mantas, jarrones o almohadones. Además, puede ser una idea que juegues con las tonalidades de flores y plantas.

Consejos para decorar al estilo rústico

Materiales

Como te hemos comentado anteriormente, los materiales que suelen utilizarse para conseguir el estilo rústico son aquellos de origen natural, como la piedra, la madera, las fibras naturales, el cristal o la madera. La piedra, por ejemplo, es el material perfecto para cocinas y baños rústicos.

Consejos para decorar al estilo rústico

Accesorios

Como siempre, los accesorios pondrán el punto y final a la decoración de tu casa. En el caso de la cocina, por ejemplo, lo mejor es que juegues con toques antiguos, como cucharones de madera, botellas de vidrio, baúles, cacerolas de cobre… Además, tanto en esta estancia como en las demás puedes añadir aires naturales utilizando toques silvestres, plantas aromáticas o flores secas.