Consejos para decorar baños infantiles
Los adultos vemos el baño como una estancia que debe ser funcional y agradable, una zona del hogar que sea capaz de ofrecernos momentos de tranquilidad, recurriendo a diferentes ideas para conseguir una atmósfera relajante, como colocar plantas. Sin embargo, los niños ven el baño como un lugar que deber ser divertido.

Convertir un lugar práctico en un sitio divertido no es nada complicado. Solo hace falta un poco de imaginación, muchos colores y paciencia. Así que ya sabes, si dispones de espacio suficiente en casa, no dudes en crear un baño para que los niños adoren bañarse y lavarse los dientes. A continuación te damos algunos consejos para que logres el baño infantil perfecto.

A la altura de los niños

Lo primero que debes tener en cuenta es que todos los elementos que se encuentren en el baño infantil (productos, accesorios, muebles…) deben encontrarse a una altura algo más baja de lo habitual, para que el niño pueda acceder a todo lo necesario. Otra opción es colocar taburetes y escaleritas para que puedan alcanzar cualquier sitio.

Consejos para decorar baños infantiles

Decoración divertida

Lógicamente, los colores deberán ser alegres para crear un espacio atractivo y divertido. El rojo, el verde, el azul o el amarillo son buenos colores para las paredes. Una buena idea es seleccionar una temática que a los niños les guste y centrarse en ella para decorar el baño. De esta manera, los más pequeños de la casa se encontrarán como en un mundo de ensueño.

Para conseguir una decoración divertida puedes recurrir a vinilos adhesivos en forma de peces, burbujas, flores o dibujos animados, entre otras opciones, que irán sobre muebles o azulejos. También puedes optar por los espejos adhesivos, que también deberás colocar a la altura de los niños, y las bañeras con formas.

Materiales fáciles de limpiar

Por otro lado, te recomendamos que escojas materiales fáciles de limpiar, ya que seguramente tendrás que darle un repaso muchas más veces que al lavabo de los adultos.