Consejos para decorar con espejos
Los espejos son uno de los elementos más recurrentes en la decoración de los hogares, hoy en día no solamente colgados de nuestras paredes a la altura del rostro sino también de otras muchas maneras como podría ser apoyados directamente en el suelo o reposando en horizontal sobre algún mueble.

No obstante, antes de arriesgarse a comprar uno de estos artículos que puede no ser demasiado barato en muchos casos es importante que tengas en cuenta una serie de consejos. Te los dejamos a continuación.

– Si tu hogar no es demasiado grande aprovecha para colocarlo en zonas estratégicas en las que sirva para multiplicar la luz y el espacio visual (bien colocado hará que la estancia gane profundidad).

– Ten muy en cuenta que lo importante no es solamente dónde quedará mejor el espejo sino también lo que el mismo mostrará una vez colocado, pues su reflejo será como el fondo de un cuadro. Así, la parte que se enfrenta al espejo debe ser más o menos agradable a la vista (que no sea una pared, el cuarto de baño o la puerta de la cocina, por ejemplo).

Consejos para decorar con espejos
– Hazte con espejos de robustos y bellos marcos y no aquellos demasiado sencillos que pasan desapercibidos. De este modo lo que a veces es un elemento funcional tiene un uso también ornamental.

– En zonas demasiado oscuras puedes multiplicar todavía más la luz dirigiendo directa o indirectamente una fuente de luz artificial hacia el espejo.

– Combina siempre el estilo decorativo del hogar con el del espejo, conseguirás dar mucha más personalidad a tus estancias (estilo vintage con molduras barrocas, estilo contemporáneo con enormes y minimalistas marcos lisos, etc.).

– No temas innovar. Si ya te has cansado de ver los cuadros colgados de la pared puedes colocar alguno de tamaño medio sobre los muebles de altura media o la chimenea o bien dejarlo recostado en vertical directamente sobre el suelo.