Consejos para decorar con mascotas en casa
A la hora de decorar es importante que tengamos en cuenta a nuestras queridas mascotas. Y con esto no nos referimos a las aves en sus jaulas o a los peces en sus peceras, sino a los animales que andan libres por nuestra casa, como los gatos y los perros. Si para vivir con niños hay que estar acostumbrado al desastre y al desorden, ni que decir tiene lo que significa convivir con animales domésticos.

Pero aunque la vida con mascotas no es sencilla, es increíblemente divertida y tierna, por lo que no tenemos que renunciar a ellas por tener una bonita decoración. Solo es necesario seguir los consejos que vamos a darte a continuación.

No invertir demasiado en objetos decorativos

Si tienes animales en casa no merece la pena que inviertas demasiado en aritlugios delicados. Estos pueden ser muy vistosos y sofisticados, pero no son recomendables para nuestras mascotas. Además de poder acabar destrozados, pueden dañar al animal. De la mima manera, tampoco es aconsejable comprar alfombras caras. La regla principal es “quita todo lo que se interponga en su camino” especialmente en el caso de los perros.

Muebles y suelos

También deberás optar por muebles resistentes, fáciles de limpiar y funcionales. Además, deberás tener cuidado con los sofás, que suelen ser un blanco fácil para gatos y perros. Para protegerlos de rasguños y manchas lo mejor son los forros, que además te ayudarán a cambiar el look de la habitación en pocos segundos y se lavan fácilmente.

Consejos para decorar con mascotas en casa
En cuanto al suelo, lo mejor es que sea del color del pelaje de tu mascota para que los pelos no se noten, aunque de todas formas deberás barrer y aspirar con más frecuencia de lo haitual.

Pintura

En cuanto a la pintura de las paredes, es improtante que sea de buena calidad para poder limpiar cada vez que encuentres una huella o una mancha desagradable. Así, antes de comprar una marca en concreto, acude a los consejos de un especialista en tipos de pintura. Por último, es importante buscar el modo de que las mascotas tengan su espacio propio y que éste no sea un “parche” en la decoración.