Consejos para decorar el salón de una persona joven
Nuestra vida va cambiando y, con ella, es normal que también cambie la decoración de nuestros hogares. Y es que no tenemos las mismas necesidades en las diferentes etapas de la vida: con pareja, con niños pequeños, con hijos adultos, cuando somos mayores…

Uno de los espacios del hogar que más debe adaptarse a los cambios de nuestra vida es el salón, ya que también es una de las estancias donde más tiempo pasamos a lo largo de los años, especialmente cuando somos jóvenes, momento en el que realizamos la mayoría de las actividades del día a día en este lugar del hogar. Hoy en Interiorismos vamos a darte las claves para que decores tu primer salón.

Delimitar zonas de uso

Cuando somos jóvenes el salón nos sirve para reunirnos con los amigos, ver la tele, comer, trabajar… Es decir, en él hacemos prácticamente todas las actividades, ya que la vivienda suele ser de tamaño reducido. Por eso, el primer paso debería ser delimitar zonas de uso: un espacio para comer, otro de trabajo y lectura y una zona para estar, para la que solo se necesita un sofá bien ubicado para ver la televisión, que estará enfrente.

Consejos para decorar el salón de una persona joven
Por su parte, el comedor puede ser una mesa extensible adosada a la pared y dos sillas y para la zona de trabajo basta con una mesa auxiliar para el portátil y un puf.

Muebles multifuncionales

También es buena idea contar con muebles flexibles y multifuncionales, como sofás-camas, mesas extensibles y plegables, pufs con ruedas que sirven como reposapiés, asientos extra… De la misma forma, para el almacenaje lo mejor son los muebles y soluciones modulares.

Consejos para decorar el salón de una persona joven

Elementos imprescindibles en el salón

Lo que está claro es que hay tres básicos que no pueden faltar en el salón cuando somos jóvenes: el sofá, el mueble multimedia y, si tienes comedor, la mesa y las sillas. Los complementos pueden esperar a compras posteriores, aunque tampoco deben descuidarse, ya que hacen del salón un lugar más cálido y confortable.