Consejos para decorar el salón
El salón es el corazón del hogar, ese espacio en el que disfrutar de momentos de relax o diversión con la pareja, la familia o los amigos.

Precisamente por eso, esta habitación no solamente debe ser decorativamente agradable y adaptarse a la perfección a nuestros gustos sino que además debe ser confortable, acogedora y perfectamente pensado en cada detalle.

A continuación te dejamos algunos buenos consejos para hacerlo de una forma práctica y decorativa, ¡toma nota!

En primer lugar debes tener en cuenta que este artículo está enfocado específicamente a la zona de relax y no a la de comida, por lo que no debes confundirlo con un salón-comedor sino que deberás adaptarlo solo a este primer espacio.

Estas son algunas de las cosas que no debes pasar por alto:

Consejos para decorar el salón
– Distribuye el mobiliario de una forma práctica de modo que cada ‘zona’ esté en el lugar más adecuado. En este sentido, el espacio de relax debe colocarse preferentemente en una zona bien iluminada y con contacto visual hacia el exterior (de cara o de espaldas a la ventana, pero siempre cerca).

– En lo que a la luz artificial se refiere, lo mejor es combinar varios sistemas que se adapten al tipo de iluminación que podemos necesitar en cada momento: una luz principal de base servirá como general, pero para otros momentos quizá sea más apropiada una lamparilla de lectura o alguna indirecta más tenue para crear ambiente.

– Para crear un ambiente armónico y acogedor lo mejor es apostar por una misma gama de color (solo marrones, solo grises, verdes, etc.) combinados con algún tono claro o bien por varias gamas de tonos similares combinadas entre ellas (tonos fríos cálidos, naturales, etc.).

– El sofá es el centro del salón, así que no dudes en darle gran parte del protagonismo ya sea por sus dimensiones, su color, su decoración (cojines, mantitas, cuadros en la pared superior, etc.) o su posición central en la estancia.

– Si vas a colocar un televisor en la estancia también debes tener muy en cuenta las cuestiones de luz, pues podrías caer en el error de ubicarla en un lugar donde los reflejos impidan ver la tele cómodamente.