Consejos para decorar el sótano
El sótano es uno de esos lugares a los que prestamos menor atención en el hogar a causa de su ubicación subterránea y de la poca luz natural que entra a él que la hace más fría y oscura.

Sin embargo, cambiar esto está solamente en tus manos, y es que el sótano puede ser perfecto para dar cabida a todos esas estancias con las que muchos hemos soñado: un gimnasio personal, una sala de juegos, una habitación de ocio e incluso una combinación de todo lo anterior para crear una habitación polivalente.

Para ello sólo tienes que jugar con tu imaginación y tener en cuenta unos cuantos consejos básicos para decorar un espacio algo complicado como éste.

Para empezar, en estancias iluminadas en muchos casos solamente por la luz artificial lo mejor es utilizar colores muy claros para las paredes, incluso diría que es de uso casi obligatorio un blanco o blanco roto como mínimo para algunas de ellas. No te preocupes por esto, porque los cuadros, stickers o vinilos ya sabrán dar un toque de color si quieres alegrarla un poco.

El resto de la decoración debe tener preferentemente tonos alegres y vibrantes que animen la estancia, que generalmente suele tener muy poca vida: rojos, lilas, verdes, azules… Todos ellos son perfectos para estanterías, cuadros, alfombras o cualquier detalle que complemente la habitación.

Por su parte, los muebles no deben abundar en la habitación, pues lo mejor es que la mantengamos abierta y espaciosa para no aumentar la sensación de claustrofobia. Lo mejor para evitar el abarrotamiento es comprar muebles de madera en tonos claros o metálicos que favorezcan la transmisión de la luz por toda la estancia.

Si tu intención no es crear un ambiente íntimo para el relax sino para el esparcimiento y la diversión, no utilices luces demasiado tenues.