Consejos para decorar un baño pequeñoEl cuarto de baño debería ser un lugar para el descanso y el relax. Sin embargo, son muchos los hogares que tan sólo tienen unos pocos metros disponibles para ello y se encuentran con dificultades a la hora de decorarlo.

Si es tu caso presta atención, porque algunos trucos pueden servirte para ampliarlo física y visualmente.

Como siempre la luz y el color son básicos, pues para ampliar un espacio deberemos contar con una excelente iluminación y buscar tonos claros para las paredes y los muebles (blancos, verdes, celestes, rosas…), pues los oscuros sólo conseguirían hacerlo más pequeño.
Debes hacer siempre una selección de los elementos más imprescindibles: los sanitarios, la ducha, un pequeño armario y algunos colgadores deberían ser suficiente para tener lo más básico en el baño.

Por pequeño que sea, procura colocar un armarito de un par de cajones o un estante bajo el lavamanos para guardar allí los artículos de higiene (cepillos de dientes, peines, alguna toalla limpia…). No sólo te servirá para almacenar lo básico sino que además tapará las antiestéticas tuberías del agua.

El espejo sobre la pica de las manos no sólo es imprescindible sino que además puede crear un efecto óptico que aporte más amplitud al espacio; para ello, lo mejor es ponerlo en horizontal.

Los colgadores son también imprescindibles en los baños pequeños; colocados sobre la pared o tras la puerta te servirán para colgar toallas o ropa sin ocupar demasiado espacio.

El baño no es un lugar donde sea necesario colocar elementos decorativos, por lo que aparte de algún detalle que te apetezca (y quepa) debes prescindir de todo lo demás.

Puedes dar un toque de vida de la forma más práctica: busca cortinas de ducha y toallas decorativas, pues además de cumplir una función imprescindible formarán parte del interiorismo del baño.