Consejos para decorar un piso compartido
Las desorbitadas hipotecas y los altos alquileres han hecho que eso de independizarse e irse a vivir sólo sea una posibilidad que muy pocos jóvenes se pueden permitir. Frente a esto, la mejor opción que se plantea es la de compartir un piso con otras personas.

No obstante, aunque parece una idea divertida puede ser complicada de llevar… Una de las cosas esenciales para empezar con buen pie es la decoración del hogar, y es que debe hacer sentir cómodas a varias personas con vidas, gustos y características muy distintas.

No te pongas de los nervios y presta atención a estos consejos, ¡seguro que te serán de utilidad!

1. Si la casa todavía se encuentra vacía la decisión de los colores, los ornamentos y el mobiliario que formarán parte del hogar deben ser decisión de todos, pues la idea de un hogar es hacer sentir a gusto a cada una de las personas que viven en él.

Consejos para decorar un piso compartido
2. Los neutros suelen ser los tonos más objetivos que sientan bien a todas las estancias y que resultan confortables para todo el mundo, por lo que una decoración con el blanco como color de base puede ser garantía de éxito. Tranquilo, ¡que las notas de color podrás darlas con los complementos!

3. El mobiliario debe ser sencillo, funcional y preferiblemente de líneas rectas. No puede faltar un buen mueble para el televisor con cajones, una mesa con buena capacidad (generalmente se comparte piso con más de dos personas) y por supuesto un sofá cómodo, práctico y de un tono oscuro que no traiga demasiados problemas con la limpieza.

4. Tanto los textiles como la decoración deben ser también sencillos: Busca telas lisas o ligeramente ornamentadas de estampados alegres, que den un ambiente cálido al hogar pero sin marcar demasiado la personalidad de solamente alguna de las personas que viven en el hogar.

5. En cuanto a los ornamentos, posiblemente con los básicos tengáis suficiente para las zonas comunes: Alguna alfombra, lamparillas para la lectura o para ver la televisión o velas son algunos de los elementos esenciales para vestir el hogar. Un gran complemento para zonas comunes como el salón o el pasillo son los espejos, pues sin ser demasiado personales dan mucho estilo y glamour a los espacios.

Si habéis vivido esta experiencia, ¡contadnos también algunos trucos para poneros de acuerdo!