Consejos para decorar una cocina pequeña
Los espacios pequeños resultan siempre los más difíciles de decorar, más todavía si se trata de una de aquellas estancias que requieren obligatoriamente algunos muebles o electrodomésticos.

Sí, te estamos hablando del molesto hecho de tener que pensar en la decoración de una cocina pequeña, con tan pocos metros que piensas que al final tendrás que poner la el lavavajillas en el dormitorio… Tranquila, porque sólo necesitas organizarte, hacer una buena planificación y así optimizar el espacio.

Piensa que, por pequeña que sea, la cocina necesita ser espaciosa para que podamos trabajar en ella con amplitud y sin agobios, y para ello la iluminación, el color y el máximo provecho resultan imprescindibles.

Lo mejor es que los focos sean de luz blanca y que las paredes sean de colores claros para facilitar la propagación de la luz. Es imprescindible que cuentes con varios focos de luz, uno general para toda la cocina y otros específicos sobre las zonas de trabajo.

El mobiliario debe ser muy práctico, funcional y compactar el mayor número de elementos posibles. Procura que los electrodomésticos que compras no sean demasiado grandes para poder así disponer de más espacio para los armarios y cajones de almacenamiento.

En este sentido, aprovecha cualquier espacio para almacenar los utensilios. Algunas buenas ideas son poner colgadores individuales para los trapos o delantales, por ejemplo, o poner un colgador o imán en la pared entre el mueble superior y el inferior que sostenga los utensilios básicos de la cocina.

Como consejo final, lo más importante en este tipo de cocinas no es tanto el espacio disponible sino la manera en que tú misma sepas cómo organizarlo, pues seguramente coincidirás conmigo en que no hay nada más agobiante que trabajar en una cocina abarrotada de cosas…