Consejos para decorar una habitación pequeña para bebé
Aunque nos encantaría poder dar siempre lo mejor a nuestros pequeños, lo cierto es que a menudo el poco espacio disponible de algunos pisos de hoy en día hacen que no podamos permitirnos según que lujos a la hora de decorar las estancias de nuestros hijos.

Esto es algo que se nota todavía más cuando se trata de la habitación del bebé , y es que para estos podemos necesitar incluso el doble de espacio: Cuna, cambiador, cajoneras, armario e incluso bañera en muchos casos son algunos de los elementos imprescindibles para poder dar a nuestro pequeño todo lo que necesita en la habitación.

Si eres de los que tiene muy pocos metros y necesitas aprovecharlos al máximo, toma nota de estas ideas y conseguirás cubrir todas tus necesidades… ¡Y con monísimos resultados decorativos!

1. Pinta las paredes en tonos claritos (neutros o pastel), pues cuanto más suaves y ligeros sean más amplia y luminosa se verá la estancia.

Consejos para decorar una habitación pequeña para bebé
2. Compra muebles compactos que incluyan varias funciones en una: Cajoneras con bañera incorporable o cambiador en la parte superior, armarios con cajonera incluida, cunas con cajones inferiores, cunas convertibles en camas (no está de más mirar hacia el futuro), etc.

3. Escoge el mobiliario más funcional e imprescindible y haz varios esbozos estableciendo cada elemento de la habitación hasta que consigas la combinación que más espacio libre te proporcione y que favorezca una mejor iluminación.

4. La iluminación es también clave en los espacios pequeños, y es que debes saber cómo potenciar la luz natural y artificial para que la estancia no se vea todavía más pequeña: Utiliza cortinas de telas claritas que dejen traspasar la luz, no coloques muebles que interfieran en su libre expansión y coloca dos tipos de lámparas, una general para el día y otra más tenue para la noche.

5. No recargues la habitación con demasiados muñecos u ornamentos, pues abarrotándola solamente conseguirás hacerla más pequeña. Reserva el espacio para sus muñecos favoritos y coloca otros elementos como libros, películas o juguetes en estanterías.

6. Una gran idea es sustituir la tradicional decoración de cuadros de las paredes por vinilos decorativos, que no ocuparán absolutamente nada en la habitación (se colocan completamente planos sobre la pared) y le darán un poco de color y alegría. ¡Existen muchísimos diseños infantiles para elegir!