Consejos para diseñar una cocina con poco uso
Sí, la cocina es una de las partes más importantes del hogar, por no decir la que más, pero vamos a reconocerlo: ¡no a todos se nos da bien cocinar! Muchas personas, como por ejemplo yo, prefieren realizar recetas rápidas y sin complicaciones. Además, hay otros que apenas tienen tiempo de dedicarse a esta labor. Pues ahí va un consejo para todas las personas que se incluyan en uno de estos dos grupos: no inviertas en una gran cocina ni en unos electrodomésticos muy sofisticados.

Reducir la cocina a la mínima expresión es uno de los mejores consejos que pueden poner en práctica todas aquellas personas que prácticamente no cocinan o que simplemente no tienen tiempo de estar en casa. Eso sí, diseñar una cocina compacta no quiere decir que deba ser una cocina invisible. ¿Eres tú una de estas personas que apenas utiliza la cocina? ¡Pues sigue nuestros consejos!

Consejos para diseñar una cocina con poco uso

La cocina, poco espacio en tu vida

Lo primero que tienes que tener en cuenta si prácticamente no haces uso de la cocina es que ésta debe ocupar poco sitio en tu casa, ya que tiene poco protagonismo en tu vida. Así, puedes proyectar tu cocina en un frente, con armario y electrodomésticos que aprovechen todo el espacio. También puedes optar por una estructura que funcione de isla, que podrá ser fija o móvil.

Electrodomésticos

En tu caso, la elección de los electrodomésticos es clave. Lo mejor es que tu cocina cuente con un frigorífico, aunque sea pequeño, una vitrocerámica, una campana y un microondas. También puede ser buena idea que coloques un lavavajillas pequeño.

Consejos para diseñar una cocina con poco uso

Una cocina funcional

Por último, es muy importante la funcionalidad. Deberás escoger la encimera en función de tu estatura, asegurarte de que cuentas con una adecuada superficie de trabajo y respetar una zona libre frente a la cocina de, al menos, 1 metro. El objetivo está claro: crear una cocina cómoda.