Consejos para elegir el fregadero
A pesar de que muchos preferimos dedicar más bien menos tiempo a estar en la cocina, lo cierto es que se trata de una de las estancias de nuestro hogar de cuya decoración más nos gusta enorgullecernos.

Los muebles y los electrodomésticos toman sin duda el protagonismo de la decoración, pero, ¿qué hay de la grifería? Si andas un poco perdido atiende, porque a continuación te dejamos algunas de las cosas que debes tener en cuenta a la hora de escoger el fregadero.

La elección del fregadero debe realizarse en base a distintas cuestiones entre las que se encuentra la funcionalidad, el diseño y la armonía con el resto del espacio.

Materiales

En este sentido, lo primero que deberás tener en cuenta es que el color, el material y el estilo decorativo de este elemento deberá conseguir que el mismo se integre a la perfección en el conjunto.

No obstante, los fabricantes ponen a nuestro alcance una amplísima variedad de materiales que van desde la cerámica, el acero inoxidable, el granito o el acrílico hasta el hierro fundido, el cobre o incluso el bambú.

Consejos para elegir el fregadero

Formas

Lo mejor es contar con un fregadero amplio que te permita realizar las tareas de lavado con facilidad, por lo que siempre que tu espacio lo permita debes decantarte por los de dos contenedores (y hasta de tres) y no por los individuales; de este modo podrás separar cómodamente las tareas de lavado y aclarado. Una gran idea puede ser también aprovechar la esquina para colocarlos, pues es uno de esos ‘espacios muertos’ a los que podemos sacar un mayor provecho.

En cuanto al grifo en sí mismo, los más altos serán mucho más prácticos para fregar con comodidad. A esto le puedes añadir detalles como el hecho de que el mismo sea extraíble o que permita la posibilidad de expulsar el agua de distintas maneras (un solo chorro, varios, con mayor o menor presión, etc.).