Consejos para elegir el sistema de calefacción
Ya queda poquito para que el frío más intenso llegue a nuestras localidades y, por eso, es importante que nuestros hogares estén bien preparados. Para no pasar frío durante esta estación, los sistemas de calefacción son absolutamente imprescindibles.

Como ya sabes, existen diferentes sistemas de calefacción y, aunque no hay ninguno mejor que otro, sí que hay algunos más adecuados que otros dependiendo de los hogares y de nuestras propias necesidades. Eso sí, para mantener el calor que estos generan, es indispensable un buen aislamiento que, por otro lado, también ayudará al ahorro en el consumo energético. Ahora bien, ¿sabes qué sistema de calefacción es el mejor para tu vivienda? A continuación te damos las claves para acertar con tu elección.

Consejos para elegir el sistema de calefacción
En primer lugar, es importante tener en cuenta si se trata de una casa principal, o secundaria, cuántas estancias son necesarias calentar y durante cuánto va a estar en funcionamiento la calefacción. Además, como te hemos comentado es importante el nivel de aislamiento de la vivienda. Por último, es necesario tener en cuenta la potencia necesaria para calentar una estancia.

Una vez tengas esto claro, estarás listo para escoger tu sistema de calefacción. Por un lado están los sistemas de fuego, que transmiten sensación de calidez y confort. Si no te convence está opción, puedes optar por el gas o parafina, los sistemas más extendidos, ya que son económicos y seguros.

Consejos para elegir el sistema de calefacción
Por otro lado están los sistemas eléctricos, que además de ser sencillos de instalar, cada vez son más silenciosos y estéticos. Puedes optar tanto por una solución fija (radiadores, equipos de climatización con bomba de calor y una chimenea que evoca la calidez del fuego), como por los aparatos móviles.

Por último, es importante conocer las variaciones de temperatura en el interior de la casa y en su entorno para poder actuar sobre ellas. Para ello, los cronotermostatos, las estaciones meteorológicas y los programadores son ideales.