Consejos para elegir la mampara para el baño
Como sabes, tanto la ducha como la bañera necesitan de un elemento clave para que el resto del baño no se llene de agua y para conservar la intimidad. Estamos hablando de las cortinas o de las mamparas. Hace unas semanas te intentamos ayudar a escoger entre una y otra. ¿Ya lo tienes claro?

Si te has decidido por las mamparas, te habrás dado cuenta de que en el mercado hay un montón de modelos diferentes, pero es esencial escoger la más adecuada para cada baño. ¿Sabes cuál es la mejor para el tuyo? A continuación te ayudamos a que no te equivoques en la elección.

Consejos para elegir la mampara para el baño

Materiales

En primer lugar, es importante que sepas que las mamparas pueden ser de material acrílico o de vidrio templado. Este último es más noble, aunque también más caro. Además es recomendable que esté fabricado con paneles securizaos para evitar peligros. En cambio, los acrílicos se adaptan a platos de forma circular y pueden llegar a ser muy ligeros a la hora de moverlos. En cuanto a los perfiles, los encontrarás en acero inoxidable, aluminio o de PVC, material más económico.

Consejos para elegir la mampara para el baño

Hojas de las mamparas

Otro aspecto a tener en cuenta es el número de hojas. Por un lado, las mamparas pueden tener una hoja que va fijada a la pared con una bisagra. Lo normal es que cubra la bañera o plato de ducha en la zona donde están los grifos y un poco más. Por otro lado están las de hoja batiente. En el mercado también encontrarás mamparas de hoja plegable, cuyo funcionamiento se base en dos o más hojas que se pueden desplegar a voluntad o replegarse sobre sí mismas. Por último, están las hojas de hoja corredera, que se solapan una con otra para acceder a la ducha y se despliegan a la hora del aseo.