Consejos para elegir la ropa de cama del dormitorio
Elegir la ropa de cama no es una tarea sencilla si no se tienen algunos aspectos en cuenta. Quizá el hecho de ir a la tienda y comprar la ropa de cama te puede parecer relativamente sencillo porque escoges un diseño que te gusta y te vas a casa de nuevo. Pero elegir la ropa de cama tiene otros aspectos importantes que no puedes pasar por alto, puesto que sino, cuando hagas la cama y te dispongas a dormir en ella… te puedes arrepentir de no haber pensado mejor tu elección.

Para hacer una buena elección tendrás que tener en cuenta el tipo de material, la durabilidad, el precio, la textura y algunas cosas más. Por eso hoy quiero darte algunos consejos para que puedas tomar la decisión correcta y poder tener una boche de descanso estupendo gracias a tu nueva ropa de cama.

El tamaño de tu colchón

Aunque hay medidas estándares para los colchones no todos son iguales y por eso tendrás que conocer qué medidas exactas tiene el tuyo para poder acertar en el tamaño de la ropa de cama. En España las medidas estándares son:

– Camas de matrimonio: 120, 135, 150 o 160 centímetros de ancho por 180, 190 o 200 de largo.

– “KingSize”: 180 o 200 centímetros de ancho por 180, 190 o 200 de largo.

– Camas individuales: 80 o 90 centímetros de ancho por 180, 190 o 200 de largo.

Consejos para elegir la ropa de cama del dormitorio

¿Cuántas necesitas?

Si no tienes aún en tu hogar ningún juego de ropa de camas es más que probable que tengas (y debas) comprar dos juegos de sábanas para poder tener de recambio cuando estés lavando una de ellas. Es posible que quieras comprar más de dos juegos, pero te aconsejo que no compres mucho más porque el espacio para guardar suele ser limitado. Aunque si te sobra espacio compra algún juego de sábanas extra que te guste.

¿Qué tipo son mejor?

A la hora de escoger la ropa de cama tendrás que tener en cuenta el material con el que están fabricadas porque algunas son más fáciles de cuidar que otros. Por ejemplo las sábanas de algodón pueden arrugarse y además tienen tendencia a encogerse cuando se secan con calor. En cambio el algodón con poliéster es más resistente a las arrugas.

Hay algunos tipos de ropa de cama que puedes tener en cuenta:

– Sábanas de bambú (totalmente ecológicas)

– Sábanas de algodón (son transpirables y a menudo podrás encontrar combinación con poliéster)

– Sabanas de franela (estupendas para el frío)

– Sábanas de algodón orgánico (es más caro)

Consejos para elegir la ropa de cama del dormitorio
– Sábanas de microfibra (suaves y cómodas)

– Sábanas de poliéster (atrapan el calor pueden ser demasiado cálidas)

– Sábanas de lino (absorben la humedad y son excelentes para hogares con problemas de este tipo)

– Sábanas satinadas o de seda (son muy lujosas)

Consejos para escoger el color

El color de la ropa de cama también es muy importante tenerlo en cuenta porque aportará personalidad y elegancia a tu dormitorio. Pero además de que te puede aportar mucho estilo, también tienes que ser práctico en tu decisión, sobre todo si vives con niños, mascotas o con más personas en tu hogar.

Si te gusta comer o beber en la cama debes saber que existe gran posibilidad de que dejes caer manchas a las sábanas y estas manchas no se irán por completo cuando las hayas lavado. Por este motivo es importante evitar las sábanas totalmente blancas porque mostrarán todas estas manchas aunque las laves una y otra vez.

Consejos para elegir la ropa de cama del dormitorio
Una idea es escoger sábanas con dibujos o estampados que te ayudarán a disimular las posibles manchas. Las sábanas de colores sólidos o fuertes también son una buena opción (mejor que el blanco). Pero escoge colores que sepas que no desteñirán cuando laves la ropa de cama.

¿Qué te parecen estos consejos para escoger la ropa de cama?