Consejos para elegir una cuna segura
Más allá de las cuestiones estéticas y decorativas, la elección de la cuna es una cuestión que debe tomarse con seriedad y teniendo muy en cuenta algunos factores que favorecerán la comodidad, la seguridad y el descanso tanto de los bebés como de los padres.

Pongamos por caso que ya te ha gustado una cuna… ¿cómo saber si garantiza lo mejor para tu pequeño? A continuación te dejamos algunas de las condiciones que establece la norma de la Unión Europea respecto a las ‘Cunas y cunas plegables para niños’ (UNE EN 716), así que toma nota y no dejes que te engañen.

Una cama segura y confortable debe cumplir con los siguientes requisitos:

– Tamaño: La cuna debe tener como mínimo 20 cm más de longitud que la altura del bebé, mientras que para la anchura se requiere un espacio de 60cm.

Consejos para elegir una cuna segura
– Barrotes: La distancia entre los mismos debe ser de entre 4,5 cm y 6,6 cm y su estructuración debe tener en cuenta que el bebé no pueda encontrar lugares de apoyo que le ayuden a trepar.

– Altura: Va en relación con lo anterior, y es que según esta norma la altura interna de la cuna desde la base del colchón hasta el final de los barrotes debe ser de 60 cm como mínimo.

– Somier: La distancia entre láminas no puede superar los 6 cm mientras que la distancia entre éste y el bastidor no puede ser de más de de 2,5 cm. por los dos lados.

– Decoración: Evita las calcomanías para ornamentar la cuna, pues tu bebé podría chuparlas y no es recomendable teniendo en cuenta que no sabes nada de su procedencia.

– Colchón: Debe ajustarse al espacio a la perfección con un hueco máximo en los laterales de 2cm por cada lado. Además, el colchón deberá tener un mínimo de 10 cm de grosor.

– Ruedas: Si tu cuna cuenta con ruedas debes asegurarte de que al menos dos sean bloqueables.

Una vez te asegures de que la cuna que te gustaba cumple con todo lo anterior no lo dudes… ¡es la tuya!