Consejos para elegir una ducha
Cada vez son más las personas que se deciden por quitar la bañera en casa y poner una ducha, ya que no solo es mucho más cómoda sino que ahorras mucho espacio y hace que tu baño sea más grande. Además, las bañeras realmente apenas se usan y aunque antiguamente sí te dabas un baño, hoy en día no hay ni tiempo ni se puede gastar tanta agua como para llenar una bañera. Tienes muchas opciones a la hora de elegir una ducha, aunque las que más se usan son las cabinas prefabricadas que tienen mampara. Si quieres acertar, toma nota de estos consejos para elegir una ducha:

– Mide bien el espacio que tienes en tu baño o el que quieres ocupar, ya que aunque generalmente se coloquen pequeñas también las hay de un metro o más de largo, con lo que ocupan tanto como una bañera pero son mucho más cómodas.

– Muchos diseños son específicamente para instalar en zonas donde hay ángulos, otras redondas, cuadradas o rectangulares, así que sea como sea tu baño no tendrás problema para encontrar una.

– Las duchas rectangulares pueden además adaptarse a cualquier espacio con el que cuentes en tu baño.

– Si vas a prediseñarla tú necesitarás que te hagan a medida un plato, que puede ser también de diferentes diseños y acabados.

– Los platos prefabricados pueden ser de muchos materiales, como acrílicos (que son además los más baratos), en porcelana, acero, gres, piedra natural, esmaltado o madera tropical. Puedes también elegirlo extraplano para que se quede a ras del suelo con un faldón para que se eleve un poco.

– Lo ideal para instalar los estándar es contar con un espacio de 90×90 centímetros, aunque si tienes más espacio puedes mirar alguno más grande.

– Una vez instalada la cabina y el suelo puedes elegir qué tipo de ducha quieres en función de las necesidades que vayas a tener, como añadirle un hidromasaje, baño de vapor, ducha escocesa y hasta hay modernos diseños que tienen un pequeño banco para sentarte y otras con radio y teléfono.