Consejos para escoger el color de la alfombra
En esta época del año las alfombras son prácticamente imprescindibles en los hogares, ya que además de tener un gran valor estético, proporcionan una sensación de calidez muy necesaria durante los meses más fríos del año y sirven de aislantes térmicos y acústicos.

Aunque muchas personas no son conscientes, dependiendo del tono de alfombra que se elija, se pueden disimular imperfecciones, muestras de desgaste, el polvo y la suciedad. Por eso, es muy importante hacer la elección adecuada. ¿Quieres unos consejos para no equivocarte? ¡A continuación te los damos!

En primer lugar, debes saber que los tonos claros te ayudarán a conseguir mayor espacio visual. Sin embargo, son muy delicados, ya que cualquier mancha o suciedad se notará rápidamente. Así, deberás mantenerlas con mucha constancia. Por otro lado, las zonas de mucho tráfico se harán visibles muy deprisa.

Consejos para escoger el color de la alfombra
En cambio, los colores más oscuros producen una sensación de menor espacio. Además, en este tipo de superficies se puede ver el polvo más claro y las pelusas e hilachas. Otro inconveniente es que en las alfombras oscuras se ven más los cambios de textura y la abrasión.

Los colores intermedios son perfectos para el rendimiento y el mantenimiento de la alfombra, ya que se asemejan con el polvo, esconden las zonas de desgaste, las imperfecciones, las marcas de pisadas y aspiradoras.

Consejos para escoger el color de la alfombra
Si no tienes muy claro cómo usar los colores, la forma más segura de hacerlo es imitando la forma con que han sido combinados en la naturaleza. Así, observa y sigue las proporciones y combinaciones que puedes ver en tu entorno, estudiando bien las mezclas de tonalidades. A parte de estos consejos, es conveniente que el tono escogido para la alfombra combine con otros elementos de la estancia donde se vaya a colocar. Por último, debes saber que las nuevas tecnologías de fabricación de alfombras las hacen más fáciles de limpiar,