Consejos para escoger los textiles de la cama
Aunque en muchas ocasiones no les demos la importancia que se merecen, los textiles pueden hacer que cualquier estancia cambie por completo. Sin embargo, acertar con la elección no es tan fácil como pueda parecer; hay que tener muchísimas cosas en cuenta.

Una de las habitaciones del hogar que más nota la influencia de los textiles es el dormitorio, especialmente la cama. Así que si tienes ganas de darle aires nuevos solo tendrás que fijarte en este aspecto de la decoración y ya verás cómo parece otra. Desde Interiorismos queremos echarte una mano para que no falles con la elección de los textiles de la cama ¿Estás preparado? ¡Pues allá vamos!

Consejos para escoger los textiles de la cama

Colchas, sábanas y fundas nórdicas

Para lograr un cambio radical de tu dormitorio primero debes centrarte en la cama. Así, la colcha deberá tener buena caída, mantenerse bien y ser lavable. En cuanto a colores, los tonos claros y relajantes siempre son una apuesta segura. Por su parte, las sábanas deberían ser 100% algodón, ya que son más suaves y confortables, no generan pelusas y son absorbentes y transpirables. Durante los meses más fríos del año te recomendaos que recurras a las fundas nórdicas, preferiblemente de diseño reversible.

Cabecero y cojines

En cuanto al cabecero, se llevan cada vez más altos y rectos, aunque es preferible no abusar con la altura. La tela que escojas para éste debe ser resistente y fácil de lavar. Cuero, napa, linos gruesos, chenillas, terciopelos y damascos con capitoné son los más usados. Por su parte, es importante tener en cuenta los cojines, que se convierten en la guinda del pastel completando la decoración. Así, un juego de cojines sobre la cama es esencial.

Consejos para escoger los textiles de la cama

Colores

Por otro lado, debes tener en cuenta que los dormitorios necesitan colores relajantes y serenos, ya que son estancias pensadas para el descanso. Por eso les favorecen los grises, blancos cálidos, malvas, verdes agua, turquesas o beiges, entre otros. Sin embargo, lo más importante es que los textiles sean armoniosos entre ellos para crear una atmósfera visualmente apacible.