Consejos para iluminar una casa sin luz natural
La luz es imprescindible en cualquier casa, oficina, negocio… especialmente la luz natural, ya que sin ella el gasto energético puede aumentar muchísimo, especialmente si no sabes sacarle partido a la poca que tengas. Si apenas tiene luz natural en tu casa, es muy importante que sepas cómo iluminarla, ya que si no parecerá que vives en una cueva y no será cómoda tanta oscuridad.

Hoy me gustaría darte unos cuantos consejos para que puedas obtener mayor claridad en espacios oscuros, y además serán cosas que te vendrán genial para la decoración, así que matarás dos pájaros de un tiro.

Consejos para iluminar una casa sin luz natural

Conseguir más luz

Para los espacios pequeños, la mejor opción son los apliques o los pequeños focos direccionales, especialmente para ponerlos encima de cuadros u obras de arte, así se intensificarán más. Si tienes recibidor y un mueble en esa zona, te quedarán muy bien dos lámparas, una a cada lado. Si no lo tienes, puede darte un toque cálido y luminoso poner una luz empotrada en esa parte de la casa.

Los espejos son grandes aliados a la hora de potenciar la luz, ya que colocando frente a ellos una lámpara conseguirás que parezca que hay mucha más luz de la que realmente hay. Las lámparas de pie van muy bien en las esquinas, y si detrás pones un espejo, mucho mejor.

Consejos para iluminar una casa sin luz natural

Más iluminación

Son clave para poder lograr más iluminación, y en realidad te sirve cualquier accesorio al que le puedas poner una bombilla, por pequeño o grande que sea. Puedes utilizar desde un ventilador de techo hasta apliques de pared, lámparas auxiliares, adornos luminosos… Un truco muy bueno es iluminar rincones, objetos, plantas, etc. de forma que no se sepa de dónde viene la luz, ya que se verá todo más iluminado pero de forma cálida y acogedora, lo que mejora el ambiente y lo hace más familiar.

Es muy buena opción tener algún punto de iluminación con regulador, así puedes tener la intensidad deseada en cada momento. Hay muchas lámparas de pie que los tienen, y la verdad es que son muy funcionales y útiles para que no tengas más luz de la necesaria. Las lámparas colgantes son la mejor opción para poner en el comedor, justo encima de la mesa.

Para la cocina

Si quieres tener más luz en la cocina, una araña de esas de halógenos pequeños es una de las mejores opciones, ya que hoy en día hay muchísimos diseños y podrás hacer que se integre en la decoración fácilmente. Sobre el fregadero te irá genial poner una luz fluorescente, y también debajo de las alacenas, ya que así tendrás más luz a la hora de hacer tareas tan importantes como preparar la comida o lavar los platos.