Consejos para limpiar la cocina fácilmente
La cocina es una de las estancias más importantes de la casa, ya que en ella se preparan todas las comidas del día y, probablemente, se coma también allí, lo que hace que también sea un lugar de reunión familiar diario. Es por eso que resulta indispensable que siempre esté limpia, siendo quizás la estancia de la casa que más necesita higiene y limpieza.

Lo más recomendable es limpiar a diario lo que utilices, para que tenga un mantenimiento básico que permita que esté siempre bien. Además, de vez en cuando conviene hacer una limpieza a fondo en paredes, techos, electrodomésticos, despensa y todas aquellas partes que no se limpien a diario.

¡Organízate bien!

Está claro que para cualquier tarea que vayas a realizar te tienes que organizar bien, así lo harás con orden y llegará la locura, que siempre aparece cuando no te has organizado para hacer cualquier cosa. Una limpieza en profundidad de la cocina te puede llevar unas 3-4 horas, así que no te pongas a hacerlo hasta que tengas todo ese tiempo disponible, ya que dejarlo a medias no debería ser una opción.

Consejos para limpiar la cocina fácilmente
Compra todos los productos y utensilios que vayas a necesitar para cada tarea, así no tendrás que dejar de hacer alguna por no tenerlo todo. Lo más probable es que necesites guantes de goma, bayetas, trapos, limpiacristales, amoniaco, lejía y algún producto desengrasante. También te tocará lavar cortinas, así que asegúrate de que tienes lo que la lavadora necesita para su correcto funcionamiento.

¿Por dónde empiezo?

Consejos para limpiar la cocina fácilmente
Lo más recomendable es empezar por la pared, que suele ser de azulejos en la mayoría de las cocinas. Haz la limpieza de arriba abajo, ya que si lo haces al contrario, cuando ya esté limpio lo de abajo lo mancharás al echar el producto arriba. Utiliza agua y amoniaco para eliminar suciedades y grasa, que suele acumularse mucha, especialmente en los que están cerca de la cocinilla. Aclara bien y seca con un paño que esté limpio y seco. Si las paredes son pintadas con pintura lavable, bastará con pasar un trapo con agua y un poquito de jabón.

Lo siguiente, los armarios

Vacía los armarios antes de limpiarlos, ya que hacerlo por dentro es tan importante como por fuera, más incluso cuando se trata de un armario en el que guardas la comida o los utensilios que utilizas para hacerla. Cuando estén vacíos, limpia su interior con un trapo húmedo para quitarle el polvo, empezando igualmente por las partes más altas. Después, coloca las cosas en su interior, revisa las fechas de caducidad por si hubiera que tirar algo y limpia las puertas con los productos más adecuados según el material del que estén hechas.

Electrodomésticos

Consejos para limpiar la cocina fácilmente
– Campana extractora: la puedes limpiar con un antigrasa, y los filtros quedarán muy bien si pulverizas ese mismo antigrasa y los pones a remojo en agua caliente, aunque normalmente se pueden meter en el lavavajillas.

– Nevera: vacíala limpiarla por dentro, quitando baldas y cajones para limpiarlos con agua y jabón. Acostúmbrate a poner los restos de alimentos en un recipiente con tapa y verás que la nevera dura limpia más tiempo.

– Horno: si es pirolítico se limpia automáticamente, y si no lo es puedes utilizar un producto desengrasante. En cuanto al microondas, hierve agua con limón en su interior durante 5 minutos, deja que actúe y retira toda la grasa con un paño húmedo. El exterior de ambos electrodomésticos puede limpiarse con un paño húmedo en agua jabonosa.

Consejos para limpiar la cocina fácilmente
– Cocinilla: necesita una limpieza diferente en función de si es de gas, eléctrica o vitro. Utiliza los productos recomendados por el fabricante.

Y para terminar…

Ya queda poquito para terminar, y de lo que llevas hasta ahora seguro que ya te has dado cuenta de que el esfuerzo merece la pena. Faltan los cristales y el suelo. Para las ventanas utiliza un limpiacristales, dejando que actúe unos segundos y pasando un trapo para extenderlo, pero sin frotar demasiado. Después, seca muy bien con un paño seco. En cuanto al suelo, bárrelo para eliminar toda la suciedad y restos que haya podido coger al limpiar, y después friega con un producto adecuado. ¡Y listo, cocina impecable! ¿Y tú, tienes algún truquito para la limpieza de la cocina?