Consejos para no renunciar al color en un piso pequeño
¿Vives en un piso de pocos metros cuadrados? ¡No te preocupes! Te encuentras en la misma situación que la gran mayoría de los españoles, que cada día deben enfrentarse a problemas de espacio y almacenamiento. Por surte, con un poquito de imaginación, una distribución adicional y un mobiliario compacto tu vivienda parecerá más grande y se llenará de optimismo.

Uno de las principales consejos que cualquier interiorista o decorador te dará para tu hogar es que utilices colores claros, que potencian la luz y el espacio. Sin embargo, desde Interiorismos queremos darte las claves para que no tengas que renunciar al color en tu vivienda. ¿Estás preparado?

Escoger el estilo decorativo y la gama cromática correspondiente

En primer lugar, debes tener en cuenta qué estilo deseas para tu hogar (fresco, sofisticado, clásico…). Una vez lo tengas claro habrá llegado el momento de escoger una gama cromática que lo haga posible y que deberás utilizar en paredes, suelos, textiles y en la vajilla.

Consejos para no renunciar al color en un piso pequeño

Cómo ajustar los colores a los metros

Lo más importante para ajustar los colores a los metros es usar el tono más claro para pintar las paredes y el techo y, así, crear una continuidad en el espacio que hará crecer la altura de la estancia. A continuación podrás introducir los tonos más intensos, que podrás situar en las paredes con ventanales, ya que al estar a contraluz, no restarán luz diurna y, sin embargo, durante la noche ambientarán.

Consejos para no renunciar al color en un piso pequeño

Mucho cuidado con la iluminación

Por último, te aconsejamos que tengas muy en cuenta la iluminación a la hora de distribuir todos los elementos. Así, deberás analizar qué tipo de luz necesita cada zona y determinar el número, posición y tipo de lámparas para prever puntos de luz y enchufes.