Consejos para ordenar el dormitorio
La organización es indispensable en cualquier estancia del hogar, por lo que es muy importante saber de qué manera tenerlo todo para sacarle un mayor partido a cada espacio. Con todo ordenado, podrás también acceder a tus cosas más fácil y rápidamente; mientras que si no hay orden, tardarás mucho más y además se verá todo como un poco desastre.

Hoy me gustaría darte unos cuantos consejos para que tu dormitorio esté siempre ordenado, así se verá más bonito y no tendrá elementos que no le pertenecen, algo que siempre suele suceder. Quitando cosas que encajan más en otra estancia, como revistas o libros, conseguirás más espacio libre, además de una sensación visual de mayor organización.

Organización en el dormitorio

Lo primero que hay que hacer es lo que te mencionaba en el párrafo anterior, esto es, quitar los objetos que no son del dormitorio y que en algún momento los pusiste ahí pero nunca te los llevaste. Con eso ya hecho, toca empezar la organización, y lo ideal es que el primer paso sea el armario, ya que es donde más desorden suele haber.

Consejos para ordenar el dormitorio
– Armarios: sería muy buena idea tener un sistema de organización, que puede ser por estilo de ropa, por colores, partes de arriba, partes de abajo, conjuntos… Hay muchas opciones, simplemente debes buscar la más adecuada según tus gustos y necesidades. Es importante también que tengas siempre a mano la ropa de temporada, y que guardes la que no lo es.

– Cajones: pueden ser un caos si no los tienes ordenados, especialmente si eres de las personas que tienen muchos complementos. Lo más adecuado para los cajones son los organizadores, que además están de moda y puedes encontrarlo en todas las tiendas que vendan artículos de decoración. Principalmente de tela, vienen con separadores para que puedas colocar calcetines, medias, pañuelos, guantes, bufandas, etc.

Consejos para ordenar el dormitorio
– Perchero: queda muy bonito poner un perchero en el dormitorio, y utilizarlo para poner lo del día siguiente, por ejemplo. Si optas por uno, no caigas en el error de acumular y acumular chaquetas y bolsos ahí, se vería todo mucho más desordenado.

– Recoger: lo más importante para poder ver una estancia ordenada es recoger lo que utilizas, así que la ropa de cada día ponla a lavar o métela en el armario, pero no la vayas dejando por ahí. Lo mismo para las cosas que te lleves al dormitorio en un momento dado, como una taza de café, por ejemplo.