Consejos para pintar con aerosol
La pintura en aerosol tiene cada vez más éxito en interiores, ya que es muy práctica para pintar superficies que no son muy grandes y objetos con detalles que son difíciles de pintar con un rodillo o una brocha. Además, tardas mucho menos tiempo en terminar la tarea y lo haces de manera mucho más sencilla, así que todo son ventajas. De todas maneras, conviene tener en cuenta una serie de consejos para sacarle un mayor partido a este tipo de pintura.

Esta pintura es recomendable especialmente para las dos tareas mencionadas en el párrafo anterior, y para poder hacerlo con garantías hay que hacer los preparativos adecuados, además de seguir el proceso que mayor rendimiento te permita sacarle.

Recomendaciones

Pinta con aerosol en días en los que no haya humedad ni haga mucho frío, ya que en ambos casos la adherencia puede verse comprometida y no ser eficaz. Los botes de aerosol contienen sustancias tóxicas que pueden ocasionarte daños si las inhalas, por lo que es recomendable utilizarlos en zonas con muy buena ventilación o incluso espacios exteriores.

Consejos para pintar con aerosol
Utiliza siempre mascarilla para mayor seguridad, al igual que guantes y gafas de protección. Esta pintura genera muchas salpicaduras, las cuales pueden irritar los ojos y la piel, así que es indispensable estar protegido en todos los sentidos. Gracias a esto también será mucho más fácil la limpieza una vez que termines, y te evitarás tener que utilizar sustancias abrasivas para lavarte las manos y eliminar cualquier resto. Es por eso que se recomienda también utilizar ropa y calzado viejo, estropeado o específico para estos trabajos.

Precauciones

Debes también tener cuidado con el entorno del espacio que vas a pintar, especialmente el suelo. Protégelo con papel de periódico, cubriendo toda la zona con varias capas para que no se manche con la pintura. Si lo prefieres, puedes cubrirlo también con telas, sábanas viejas o plásticos. Ten a mano un par de trapos para limpiar cualquier mancha rápidamente, antes de que se seque.

Consejos para pintar con aerosol
Mucho cuidado en el caso de que tengas mascotas, es preferible que los días que vayas a pintar no estén en casa. Si no puede ocuparse nadie durante ese tiempo, cierra la habitación en la que vas a trabajar para que no puedan entrar, también puede ser perjudicial para su salud la inhalación.

A la hora de pintar

Una vez que ya has acondicionado la zona de trabajo, es importante que limpies bien la superficie que vas a pintar, siendo ideal que tenga cierta rugosidad para que la pintura se adhiera mejor. Lo más recomendable es pasar una lija fina y, si es posible, también aplicar una capa de imprimación, especialmente si la superficie a pintar es de cristal o metal. Estos selladores puedes encontrarlos también en aerosol.

Ya para pintar, remueve el bote un par de minutos antes de comenzar, y después bastará con que lo hagas de vez en cuando mientras vas trabajando. Lo más habitual es moverlo sujetando la parte superior y girando la inferior, como sueles hacer con una cuchara al remover una sopa, por ejemplo. Hazlo de forma suave y sin movimientos bruscos. La distancia entre el bote y la superficie debe ser de 20-30 centímetros, así evitarás que la pintura se encharque. Además, ve desplazando el bote para que la pintura no incida demasiado en ningún punto.