Consejos para pintar los dormitorios en dos colores
¿Te has planteado decorar las paredes de tu dormitorio en dos colores? ¡Pues no te lo pienses más! Se trata de una magnífica solución para crear diferentes contrastes, estancias originales y decoraciones modernas. Seguro que le dará un aire distinto a tu habitación.

Existen infinitas posibilidades y, lógicamente, tu decisión dependerá de tus gustos. Sin embargo, es importante tener en cuenta una serie de aspectos antes de ponerse manos a la obra, ya que una vez en marcha no se podrá volver hacia atrás. Para que no te sea muy difícil decantarte por una de las muchísimas opciones y puedas escoger la más adecuada para tu dormitorio, a continuación te vamos a dar una serie de consejos. ¿Preparado?

A la hora de pintar una habitación en dos colores, una buena idea es optar por el mismo tono aunque con diferentes claridades. Así, conseguirás un espacio coordinado y entonado. Si prefieres algo más atrevido, puedes combinar dos colores totalmente diferentes, como el rojo y el verde, el amarillo y el violeta o el azul y el naranja. Este tipo de combinaciones son ideales para las habitaciones infantiles y juveniles, que resultan de lo más estimulantes. Por supuesto, también puedes combinar los colores entre el techo y la pared, ¿te atreves?

Consejos para pintar los dormitorios en dos colores
Si tu dormitorio es pequeño, requerirá mucha luz. Por eso, lo mejor es jugar con colores claros para conseguir una mayor amplitud visual. Sin embargo, las habitaciones amplias te permitirán el uso de colores llamativos. Otra buena opción para las estancias con mucho espacio son las paredes con rayas a dos colores, aunque podrían hacer que pareciera más pequeña de lo que en realidad es. Si tienes suficiente espacio, los tonos como el blanco y el negro le darán un toque genial.

Por último, puedes pintar grandes áreas del mismo color. Prueba con una raya ancha que atraviese la pared o anímate con nuevos diseños.