Consejos para pintar paredes como un profesional
¿Necesitas darle un aire nuevo a tu vivienda? ¿Las paredes de tu casa piden a gritos una mano de pintura? En otro momento la solución podría haber sido muy sencilla: llamar a un profesional para que pintara todo el piso. Sin embargo, por culpa de la situación económica actual, es posible que no tengas presupuesto suficiente para contratar a unos pintores, así que tendrás que hacerlo tú mismo.

¡Pero que no cunda el pánico! Pintar las paredes no es tan difícil como parece. De hecho, es posible conseguir un resultado súper profesional siguiendo los consejos y trucos que vamos a darte a continuación. ¿Estás preparado? ¡Pues allá vamos!

Escoger los materiales correctos

En primer lugar deberás tomarte tiempo para escoger la pintura correcta. La calidad y el tipo de pintura es tan importante como el color para lograr un buen resultado en tu hogar. También necesitarás brochas y rodillos que, por supuesto, también tendrán que ser de calidad para cubrir mejor la superficie. Y aunque pueda parecerte una tontería, procura no pintar en días calurosos o húmedos.

Consejos para pintar paredes como un profesional

Antes de pintar

Antes de ponerte manos a la obra deberás conseguir una buena iluminación, que te ayudará a ver todos los errores. Lo mejor es pintar en el momento del día en que la estancia esté más iluminada y utilizar la luz artificial solo cuando sea necesario. Por otro lado, deberás limpiar las paredes para que la pintura se adhiera mejor, dejando la superficie completamente seca.

Y aunque parezca lógico, deberás mover los mueles y quitar las tapas de luz y las manijas de las puertas, además de los clavos de las paredes. Una vez esté todo fuera, cubre los interruptores, el borde del piso y el techo con una cinta de pintor.

Consejos para pintar paredes como un profesional

Llegó la hora de pintar

Una vez lo tengas todo preparado, habrá llegado la hora de ponerse manos a la obra. Primero deberás pintar el techo y luego las partes más altas de la pared. Si es posible, trata de pintar de arriba abajo sin parar en el medio. También es importante que no uses mucha pintura, ya que se secará de forma lenta y tendrás un resultado poco profesional. Es mejor usar poca pintura, dejarla secar y, si es necesario, pintar más capas. Por último, deja que la pintura se seque por lo menos 24 horas antes de usar de nuevo el espacio cuando hayas terminado, para evitar que se corra.