Consejos para planificar el interior de tus armarios
Los armarios no solo son útiles en los dormitorios, sino que espacios como salones, pasillos o recibidores pueden encontrar en este mueble la solución perfecta para guardar todo aquello que tenemos que organizar o que simplemente queremos que “desaparezca” de nuestra vista durante un tiempo. Así, los armarios se convierten en complementes indiscutibles para mantener tu hogar totalmente organizado y ordenado.

Sin embargo, en ocasiones trasladamos el problema de la desorganización y el desorden al interior de los armarios. A veces, incluso, se llega hasta tales extremos que el hecho de abrir el armario produce hasta miedo (no vaya a ser que se caiga una montaña de ropa encima). Para que esto no ocurra, hoy traemos unos consejos muy útiles para planificar el interior de tus armarios ¿Preparado?

Consejos para planificar el interior de tus armarios

Ubicación

En primer lugar, es necesario tomar medidas del espacio disponible (altura, ancho y profundidad) del espacio donde se va a ubicar. Es importante tener en cuenta que debe quedar espacio suficiente para el paso delante del armario.

Medidas

La profundidad del armario deberá tener un media mínima de 60 cm para poder colgar las prendas de manera holgada. Además, te reocmendamos que dejes un espacio mínimo de entre 20 y 25 centímetros en la parte superior para poder guardar accesorios como maletas, bolsos de viaje u otros objetos voluminosos de poco peso. Sin embargo, los más pesados tendrán que ir en la parte de abajo. Por otro lado, es recomendable dejar entre 8 y 10 cm libres entre la barra y la balda superior o el techo para manejar las perchas con total comodidad.

Consejos para planificar el interior de tus armarios

Cajoneras, exterior e interior del armario

Otro punto importante que tienes que tener en cuenta son las cajoneras. Si vas a incluirlas en el armario, piensa que cuanto más altas, menos espacio tendrás para colgar prendas en la parte superior. Por tanto, lo ideal es que tus cajones tengan una altura que oscile entre los 55 y los 75 cm. En cuanto al exterior, puedes optar tanto por puertas lisas como por cristales transparentes o al ácido. Y, para el interior, puedes usar telas o papel pintado.