Consejos para una decoración minimalista
El minimalismo surgió en Estados Unidos en los años sesenta, aunque su máximo esplendor tuvo lugar en los setenta, cuando se quiso reaccionar contra el pop art, mediante un estilo más tranquilo, donde los espacios amplios y los tonos suaves ganaran protagonismo. Si quieres llevar a la práctica esta tendencia tendrás que tener muy en cuenta la máxima de que “menos es más”.

El minimalismo tiene cabida en el interiorismo, la arquitectura, la pintura y la escultura. En cuanto a la decoración, priman las líneas rectas, la ausencia de ornamentos y florituras, los muebles sencillos y funcionales, la disposición ordenada y los acabados finos. A continuación, te damos una serie de consejos para que puedas tener una decoración minimalista en todos los sentidos.

Consejos para una decoración minimalista
Como te hemos comentado anteriormente, los espacios minimalistas se basan en la expresión “menos es mas”, lo que quiere decir que se cuenta con muy pocas piezas. Si pretendes crear este estilo en tu hogar, tendrás que añadir solo los elementos completamente necesarios, con el objetivo de que los espacios sean, o se vean, más amplios. Además, deberás combinar muy poco los colores, dando prioridad a los tonos neutros y blancos. Si quieres, puedes aportar algo de contraste con algunos detalles ornamentales de los que no podrás abusar.

Por otro lado, es muy importante la iluminación. Si no cuentas con buena luz natural, deberás utilizar la artificial. También te serán de gran ayuda los espejos. Por supuesto, no deberás cerrar nunca las cortinas.

Consejos para una decoración minimalista
Además, es muy importante que no llenes el espacio sin ningún propósito. Tienes que tener en cuenta que cada mueble debe cumplir su función. Intenta elegirlos con líneas simple y colores suaves, sin exagerar con los estampados, espacialmente en cortinas y cojines.