Consejos para una zona de juegos segura en el jardín
Ya hemos visto algunos de los puntos imprescindibles sobre la preparación de las zonas de juegos exteriores (la decoración y el mejor uso del espacio disponible), y ahora le toca el turno a aquello que siempre hay que tener más en cuenta a la hora de decorar los espacios infantiles: La Seguridad del espacio.

Si quieres algunos consejos para asegurarte de que la zona de juegos del jardín de tu hogar es segura para tus hijos o nietos, echa un vistazo a estas guías:

1. Establece la zona de juego en un lugar del jardín que sea perfectamente visible desde el mayor número de lugares de la casa, como mínimo desde cualquier otra zona del jardín y también desde alguna de las ventanas del interior. De este modo controlarás cómo juega estando al tanto de los riesgos o peligros que puede sufrir antes de que nada pueda suceder.

2. Cualquier elemento destinado al juego debe estar a su alcance, no solo para que sean más independientes a la hora de coger y dejar las cosas en su lugar sino también para que no sufran ningún accidente intentando alcanzarlas sin pedirte ayuda.

3. Ándate con ojo con las plantas que colocas alrededor de la zona de juego, pues algunas de ellas pueden ser peligrosas al tacto y hacerles heridas (la zarzamora, el rosal, los cactus, etc.), mientras que otras pueden ser tóxicas por ingestión (y ya sabemos que los más pequeños todo lo quieren probar).

4. Elimina de sus cercanías cualquier otro elemento u objeto peligroso que pueda haber en los alrededores como las herramientas para los cuidados del jardín, las productos químicos, las piedras, etc.

5. Por último, procura que la zona de juego no se encuentre cerca de la puerta de la calle, pues así evitaremos seguro que pueda escaparse (de forma voluntaria o inconsciente).

Si conoces algún otro consejo de seguridad no dudes en comentárnoslo, ¡nada es suficiente cuando de la seguridad de nuestros pequeños se trata!