Consigue ampliar el espacio con las pinturas metalizadas
Fueron toda una tendencia hace unos años, pero las pinturas metalizadas siguen pisando fuerte en el mundo de la decoración de interiores. El motivo es muy sencillo: la luz se refleja sobre la pared metalizada agrandando los espacios y creando estancias únicas y muy personales.

Las pinturas metalizadas consiguen este efecto gracias a que contienen unas partículas metálicas que hacen que la luz se refleje de una u otra manera dependiendo de cómo se aplique. Teniendo en cuenta el tamaño de los pisos actuales, que haya una pintura capaz de ampliar, aunque solo sea visualmente, el espacio, es algo tremendamente útil, ¿no crees? Lo único que necesitarás es la pintura correcta que otorgue este estilo y ya verás como el resultado es espectacular.

Consigue ampliar el espacio con las pinturas metalizadas

Un espacio sofisticado

Además de para agrandar el espacio, los colores metalizados pueden servirte para conseguir un espacio sofisticado, único y moderno. Los plateados, dorados y cobrizos con efectos de brillos y nuevas texturas le darán un toque muy personal a la decoración de tu hogar. A partir de aquí, se les puede incorporar otras tonalidades como ocres, tierras, verdes o azules para lograr otros colores.

Recomendaciones

Sin embargo, es importante usar pinturas de buena calidad, de secado rápido y sin olor. De la misma forma, te recomendamos que pinte un profesional para garantizar su perfecto acabado y emplear pistola aerográfica, ya que el rodillo puede ocasionar complicaciones al terminar.

Consigue ampliar el espacio con las pinturas metalizadas
Por otro lado, deberás tener muy claro dónde y qué cantidad aplicas para no crear ambientes agobiantes o que no alcancen los resultados esperados. Por eso, es recomendable utilizarla en pequeños objetos, sectores o superficies donde dará el toque de distinción suficiente, priorizando la delicadeza y armonía del conjunto. Por último, si todavía no te has decidido por un tonto en concreto, deberás observar el entorno de la habitación: disposición de los muebles, color de estos, accesorios…