Consigue un dormitorio fresco este verano
Parecía que nunca iba a llegar pero por fin tenemos más cerca el ansiado verano. Por muchas ganas que tengamos de que llegue esta temporada, lo cierto es que en muchas ocasiones llega a ser realmente desesperante. Uno de esos momentos es cuando llega la hora de irse a dormir, ¿a ti no te ocurre?

Si no tienes aire acondicionado en tu hogar o simplemente no te gusta mantenerlo encendido durante la noche, es posible que sufras las sofocantes temperaturas de los días más calurosos del año. De repente, la cama, que había sido tu mejor amiga durante el invierno, se convierte en tu peor pesadilla. Para que no tengas que llegar al extremo de tener que abandonar tu habitación, te vamos a dar unos cuantos consejos que te irán geniales para mantener el dormitorio fresco.

Algo que puede irte genial es colocar toldos en la ventana de tu dormitorio, que puede llegar a reducir la ganancia del calor solar entre un 65 y un 77%. También puedes optar por colocar un ventilador en el techo que, además, puede ayudar a ahorra energía si está bien instalado y rota en la dirección correcta.

Consigue un dormitorio fresco este verano
Es muy importante que desactives todos los aparatos electrónicos que tengas en tu dormitorio para reducir el calor de tu habitación. Si no quieres pasar calor, este verano tendrás que prescindir de la tele para dormir. Por otro lado, si dispones de jardín en tu casa, puedes refrescar tu dormitorio plantando un árbol en el lugar adecuado, es decir, dándole sombra a la habitación durante el día.

Por último, te recomendamos que pongas cortinas de colores claros, que hacen que los rayos de sol se reflejen en ellas y no entren con mucha intensidad en la habitación. Por supuesto, intenta mantener las luces del dormitorio apagadas durante todo el día.