Consigue un dormitorio más íntimo sin perder luz
Como sabes, el dormitorio es una de las zonas más importantes del hogar, ya que se trata del espacio que dedicamos al descanso, algo esencial para estar saludable y energético día tras día. Por eso, a la hora de decorarlo hay que tener en cuenta todos los factores relacionados con la decoración de interiores: colores, iluminación, intimidad, muebles, materiales…

Una de las claves para tener éxito con la decoración de cualquier dormitorio es conseguir un espacio íntimo sin tener que renunciar a la luz natural. Hoy en Interiorismos te contamos unos cuantos trucos para conseguirlo, así que no te pierdas nada de lo que te contamos a continuación.

Ubicación de la cama

Lo primero que te recomendamos es que pongas la cama cerca de la ventana para no perder nada de luz. Sin embargo, es mejor que la sitúes lo más alejada de la puerta para mantener la máxima intimidad.

Consigue un dormitorio más íntimo sin perder luz

No te olvides de cubrir las ventanas

Para protegerte de las miradas del exterior no será necesario que vistas las ventanas con tupidas cortinas, ya que estarías privando al dormitorio de la luz natural, un elemento imprescindible para este tipo de estancias. Lo mejor es que te decantes por las cortinas que dejan disfrutar de la luz, como los estores de color blanco o los visillos, que son una excelente forma de gozar de intimidad mientras se aprovecha la luminosidad del dia.

Además, siempre puedes recurrir a las falsas cortinas, que tienen el mismo efecto visual que las normales sin representar un problema para el acceso de la luz.

Colores

Además, debes tener en cuenta que los colores oscuros en textiles, paredes y muebles absorben la luz y neutralizan su brillo, así que es mejor decantarse por colores claros, que reflejarán la luz natural, dándole más amplitud a los espacios.