Convertir el dormitorio en una suite
A veces estamos deseando hacer una pequeña escapada solamente para disfrutar de una de esas magníficas suites de lujo que ofrecen los mejores hoteles cinco estrellas.

Pero, ¿tendrías las mismas ganas de salir de tu hogar si tu habitación fuese una suite en sí misma? Probablemente no… Si quieres conseguir hacer de tu habitación una estancia de lujo como las de los hoteles de más categoría, ¡presta atención a lo que te contamos!

Comencemos por el mobiliario, porque a la hora de hacerte con los muebles debes pensar en funcionalidad pero también en sencillez y elegancia. Para ello debes escoger muebles de líneas rectas y bastante lisas muy alejados de las extravagancias, algo que cumplen a la perfección los estilos más minimalistas y contemporáneos.

Convertir el dormitorio en una suite
Es muy importante también la elección de un buen colchón, cuya comodidad puedes mejorar gracias a recubrimientos con plumas, delicadas ropas de cama y grandes cojines y cuya apariencia resultará realmente hermosa gracias al uso de los textiles (escoge artículos de calidad y de sofisticados motivos decorativos).

Es fundamental que mantengas siempre el orden en la estancia, pues un espacio elegante como el de una suite debe estar cuidado hasta el mínimo detalle no solo en la decoración sino también en lo que a organización, amplitud y limpieza se refiere.

Convertir el dormitorio en una suite
Los colores de la decoración y muy especialmente los de las paredes deberían ser preferiblemente claros puesto que resultan más relajantes, aunque también quedará fenomenal dar un toque de sofisticación contrastándolos con otros colores más oscuros en el mobiliario o en los elementos decorativos.

Algunas otras ideas decorativas que no pueden faltar son las alfombras, los grandes espejos de pared, el acceso a todas las luces desde la misma cama, el televisor frente al dormitorio a la altura de la vista y hasta la posibilidad de disfrutar de un baño en la misma habitación… ¡Eso sí que es lujo en estado puro!