Cortinas para el dormitorio de matrimonio
La cortina no solo es un elemento fundamental para mejorar la decoración de la estancia, sino que permite controlar la entrada de luz exterior en el hogar. Por eso, la elección de este elemento textil debería recibir más atención de la que realmente recibe.

Aunque las cortinas son imprescindibles en la mayoría de estancias del hogar, hay una habitación en donde su utilidad aún es mayor: el dormitorio. La función principal de las cortinas en este espacio del hogar es vestir las ventanas, ofrecernos intimidad y, sobre todo, filtrar la luz del exterior. Hoy vamos a echarte una mano para que escojas la cortina adecuada para el dormitorio de matrimonio. ¿Nos acompañas?

Equilibrio y armonía

En primer lugar, es muy importante que a la hora de escoger la cortina de tu dormitorio tengas en cuenta el estilo y el color de los muebles y las tonalidades de las paredes. Lo importante es que crees equilibrio y armonía, así que deberás tener cuidado con la combinación de los colores.

Cortinas para el dormitorio de matrimonio

Dependiendo de la luz

La elección de las cortinas tendrá mucho que ver con la iluminación natural del dormitorio. Si entra demasiada luz, podrás decantarte por telas más gordas, pero si ocurre lo contrario, lo mejor es que escojas telas ligeras como la seda o el algodón, que no restarán iluminación.

Dependiendo de la intimidad

Si quieres que entre luz a la estancia, pero te gustaría contar con suficiente intimidad, lo mejor es que recurras a los estores, que te permitirán combinar ambos aspectos. Los encontrarás, sobre todo, de estilo moderno, así que no son demasiado adecuados para habitaciones de estilo clásico. En este último caso es mejor combinar cortinas tupidas con visillos ligeros.

¿Ya tienes claro por qué tipo de cortina te vas a decantar?