Cosas que no sabías que podías poner en el lavavajillas
El lavavajillas se ha convertido para muchos hogares en una herramienta indispensable para la limpieza de los platos, los cacharros, los vasos y los diferentes elementos de la cocina. Sin duda, el lavavajillas es una máquina que aunque cuesta bastante caro, lo merece… porque quita mucho trabajo de encima y se puede además, ahorrar agua en cada lavado.

Aunque para muchas personas fregar los platos puede ser de lo más relajante y además, es una excusa para pasar más tiempo dentro de la cocina… el lavavajillas puede darte más servicios. Si piensas que en el lavavajillas sólo puedes fregar los platos o los cacharros de cocina, estás bien equivocado/a, así que si te gusta fregar los platos a mano, debes saber que hay otros muchos objetos que puedes poner en el lavavajillas para que queden como nuevos y tú, puedas ahorrar tiempo haciendo otras cosas. ¿Quieres saber algunos ejemplos?

Los juguetes de plástico de los niños pequeños

Los gérmenes pueden permanecer en los juguetes de tus hijos durante meses. Desinfectar poniéndolos en una bolsa de malla en el estante superior del lavavajillas es la mejor idea para poder limpiarlos y que queden perfectos. Una vez que tengas preparados los juguetes en el lavavajillas, sólo tendrás que ponerlo en marcha en un ciclo normal y esperar a que acabe, ¡quedarán perfectos!

Cosas que no sabías que podías poner en el lavavajillas

Cepillos para el cabello

El cepillo para el cabello puede contener cerca de 3.500 colonias de bacterias (según una investigación realizada en la Universidad de Arizona). Para que tu cabello esté limpio y te sienta seguro/a al utilizarlo, lo mejor es que retires los cabellos sueltos y pongas en cepillo en tu bandeja del lavavajillas. Recuerda que sólo puedes poner cepillos o peines de plástico, si pones algún cepillo de madera o de cerdas de jabalí podría estropearse y que te quedes sin cepillo.

Botas de lluvia

Está claro que no podrás poner las botas de lluvia de toda la familia si sois familia numerosa, pero sí podrás hacerlo por parte. Las botas de lluvia se llenan de bacterias y gérmenes de la calle y se merecen un buen enjuague de vez en cuando. Tendrás que quitar los revestimientos y ponerlas en posición vertical dentro del lavavajillas, de esta manera quedarán muy limpias y parecerán como nuevas.

Cosas que no sabías que podías poner en el lavavajillas

Los estantes de la nevera

Si tienes un lavavajillas bastante grande podrás utilizarlo para poder lavar y desinfectar los estantes de la nevera para asegurarte que cada vez que pones alimentos sobre ellos están limpios y en perfecto estado. Así no tendrás miedo por la comida derramada o las bacterias, si se ensucian sólo tendrás que meterlos en el lavavajillas para conseguir que vuelvan a estar impecables. ¡Podrás decirle adiós a todos los gérmenes!

Portaplumas y bandejas para el papel

Cuando se trata de limpiar, los artículos del escritorio comunes como las bandejas de papel o los portaplumas también pueden ser unos buenos elementos para limpiar en el lavavajillas. Pero recuerda que sólo podrás meter en la máquina si son de metal o plástico… ¡y quedarán como nuevos!

Cosas que no sabías que podías poner en el lavavajillas

Elementos del baño

Los elementos del cuarto de baño también son accesorios que están llenos de bacterias y gérmenes por eso su limpieza es imprescindible para poder garantizar la higiene de toda la familia. Así que si no quieres que tu cuarto de baño sea un refugio para las bacterias, entonces tendrás que coger los elementos y lavarlos en el lavavajillas. Por ejemplo, las jaboneras, los tapones o los cepillos, son algunos elementos que puedes poner en el estante superior de tu lavavajillas, ¡y quedarán perfectamente limpios!

Y hay más elementos que puedes limpiar en el lavavajillas como por ejemplo: las esponjas, los accesorios y comederos de tus mascotas, las cuchillas de afeitar… ¿qué más se te ocurre?