El reciclaje se practica cada vez más en todo el mundo, algo que sin duda es muy beneficioso para el medioambiente y, en general, para nuestro entorno. Todos deberíamos reciclar, y aunque al principio puede parecer un lío estar separando la basura que generamos, lo cierto es que te adaptas enseguida y a los dos días ya lo haces instintivamente.

Es importante saber qué tipo de cosas se pueden reciclar y aprender a hacerlo, una tarea que para nada es difícil y a la que se ha apuntado mucha gente últimamente. Podría decirse que reciclar está de moda, y eso está muy bien porque así más personas lo harán, que ya se sabe lo mucho que a la gente le gusta seguir modas.

Lo que puedes reciclar

– Ladrillos: los ladrillos tienen más usos que el que se les supone originalmente. Si tienes algunos por casa puedes utilizarlos para hacer un porta-botellas, quedan muy bien si los pintas.

– Metales: la chatarra la puedes vender y sacar un dinerillo extra, o bien puedes aprovecharla para hacer alguna obra de arte original en tu hogar.

¿Qué cosas se pueden reciclar?
– Botellas: especialmente las de vidrio son perfectas para decorar, y puedes convertirlas en jarrones o lámparas, por ejemplo. Puedes incluso cortarlas y hacer vasos con ellas, la verdad es que las botellas son uno de los objetos que más opciones de reciclaje ofrecen.

– Juguetes: la primera opción para juguetes que ya no utilices debe ser siempre donarlos para que sí puedan hacerlo niños que no tienen recursos. Pero si están rotos o ya no sirven para jugar puedes juntar piezas de algunos para conseguir uno muy original.

– Electrodomésticos: puedes venderlos o reciclaros, depende de tus necesidades. Si son de los pequeños puedes personalizarlos y darles un toque muy original para convertirlos en un objeto decorativo. Los grandes es más cómodo venderlos para chatarra o en segunda mano si aún funcionan bien, aunque si quieres reciclarlos para utilizarlos como almacenaje, por ejemplo, también puedes.

¿Qué cosas se pueden reciclar?
– Ropa: toda la ropa puede reciclarse, tanto prendas como zapatos, y puedes echarle imaginación para hacer cosas originales y divertidas. Con los pantalones lo tienes muy fácil, especialmente si son vaqueros, ya que con un par de parches o un poco de pintura parecerán totalmente nuevos… ¡y serán exclusivamente un diseño para ti! Si lo prefieres puedes donar tu ropa, siempre y cuando esté en condiciones de que otra persona se la ponga.

– Neumáticos: puedes sacarles mucho partido, especialmente si tienes niños en casa. Una buena opción es pintarlos y ponerlos en el jardín, tanto en el suelo como con unas cadenas para convertirlos en un columpio.

– Madera: si tienes muebles o cualquier otro elemento de madera, puedes utilizarlos para componer un mueble muy original. Si no sirve para tratarla, utilízala como leña en la chimenea. Si no tienes, puedes donarla a algún centro que sepa trabajarla para que puedan hacer algo interesante para gente sin recursos.

Como ves, puedes reciclar muchas cosas que seguro que tienes por casa, y la lista no está completa, pero es lo principal. ¿Te animas a dar un nuevo uso a tus cosas?