Cómo crear un dormitorio relajante
Nuestro dormitorio es nuestro lugar preferido en nuestro hogar, al menos cuando llega la noche o cuando queremos disfrutar de una buena compañía íntima. La decoración del dormitorio es imprescindible tenerla en cuenta con los pequeños detalles para poder crear una estancia con estilo y serenidad. Los dormitorios deben invitar a descansar y a dormir tranquilamente.

Todos los adultos necesitamos dormir lo suficiente cada día para poder funcionar bien y no arrastrar más cansancio de la cuenta durante el día. Este es motivo más que suficiente para que tu dormitorio sea relajante a partir de hoy mismo y lo puedas adecuar para que sea un lugar propicio para tu descanso y tu sueño. No te pierdas los siguientes consejos para conseguirlo desde ya.

Deja todo lo electrónico fuera

Si realmente quieres descansar en tu dormitorio deberás tener en cuenta que cualquier cosa o dispositivo que pueda interferir en tu descanso se debe quedar fuera de la estancia. Si tienes televisión en tu dormitorio será buena idea que le busques otro lugar en la casa, si usas tu ordenador portátil será también el momento de buscar otro sitio dónde puedas usarlo, cuando vayas a dormir apaga tu móvil… la cama es para dormir y no para pasar el rato con la luz de las pantallas que te pueden quitar el sueño.

Cómo crear un dormitorio relajante

Crea un ambiente relajante

Tu dormitorio debe ser tu refugio, un lugar de descanso donde puedas desconectar del estrés diario, donde tu relajación sea lo más importante. Por eso es necesario que sigas el punto anterior y mantengas la estancia libre de cualquier tipo de pantalla electrónica.

Es necesario también que tengas en cuenta los colores decorativos y optes por un color tranquilizante como el gris o el azul claro, estos colores aportan bienestar y serenidad emocional, algo imprescindible para poder descansar.

Otra idea para potenciar el ambiente relajante es jugar con los olores. Los olores también deben formar parte de la decoración de una estancia. Lo ideal es usar aceites esenciales de lavanda que es el olor que más calma puede aportarte, aunque dependerá de tus gustos personales que te decantes por uno u otro olor.

Cómo crear un dormitorio relajante

Usa la cama sólo para dormir y disfrutar de tus relaciones íntimas

En la cama no trabajes, ni hables por teléfono, ni hagas cuentas, ni siquiera mantengas conversaciones importantes… es mejor que la cama la uses exclusivamente para dormir, para descansar y para disfrutar de tus relaciones íntimas. Debes acostumbrarte a la idea de que tu cama es para dormir exclusivamente o para tener relaciones románticas con tu pareja. Además, deberás tener la cama siempre bien hecha y sin trastos por encima que puedan provocarte ansiedad o estrés.

Baja las luces

Es importante que mantengas una estancia con las luces bajas, es decir, que tengas una estancia oscura para que puedas tener sueño gracias a la producción de la hormona de la melatonina que es muy sensible a la luz y te ayudará a entrar en sueño antes. Si vives en una ciudad es probable que por tu ventana entren muchas luces, por lo que será buena idea poder invertir dinero en unas buenas cortinas o sistemas para la ventana que te proporcionen privacidad y oscuridad siempre que lo desees.

Escoge un buen colchón

Además de escoger una buena estructura de cama que sea resistente y que encaje en la decoración de tu dormitorio, resulta imprescindible que optes por comprar un colchón que pueda adaptarse a tus necesidades físicas. Resulta muy importante que puedas descansar en un colchón en el que al levantar, no te duelan los músculos y las articulaciones.

Cómo crear un dormitorio relajante
Y además de ventilar la estancia cada mañana para que mantenga un aire fresco, ¿qué más crees que es importante para poder tener un dormitorio relajante?