Cómo crear un rincón tranquilo en una estancia
Es posible que quieras tener una zona de tu casa o un rincón en el que sentir que estás de vacaciones, que sientes toda la paz y tranquilidad que necesitas, sin necesidad de gastar tu dinero en un spa o en algún lugar para ir a de vacaciones. Debes saber que sí, se puede crear un rincón en tu hogar para poder escapar de las tensiones cotidianas o de tus exigencias diarias sin tener que salir de casa.

Crear una zona de descanso relajante en un rincón sin utilizar en tu hogar puedes hacerlo para convertirlo en un lugar especial donde tomar una taza de café, donde leer o simplemente para estar sentado/a y pensar en tus cosas… o quizá para no hacer absolutamente nada. Incluso puedes invitar a tus amigos o a tus hijos para disfrutar de este rincón especial y jugar a algún juego de mesa o para charlar.

Piensa en el espacio que tienes disponible

Antes de transformar una esquina vacía de tu hogar en una acogedora sala de estar, decide qué esquina prefieres que sea tu rincón especial y cuánto espacio será el que dedicarás para ello. Un rincón entre dos ventana ofrece una oportunidad excelente, pero serás tú quién escoja el lugar adecuado dependiendo de cuáles sean las características que tiene tu hogar.

Cómo crear un rincón tranquilo en una estancia
Mide la distancia que quieres emplear y así podrás empezar a pensar en la decoración que querrás emplear en este lugar especial. Puedes hacer un triángulo en el suelo mediante la conexión de varios puntos para dejar claro en qué lugar corresponde este sitio especial. Al dejar claro cuál es el espacio para utilizar, tendrás una representación visual del espacio real que dispones para tener un zona de descanso.

Selecciona los muebles

Seleccionar las piezas del mobiliario para dar cabida alas funciones del asiento de tu rincón especial es importante. Por ejemplo puedes poner unos cojines en el suelo, poner una pequeña hamaca o quizá un pequeño sofá si el espacio lo permite. Es importante que sea un rincón acogedor y fresco que te invite a pasar tu rato en tu lugar. Si el espacio te lo permite, podrás poner diferentes elementos para sentarte como sofás, sillones o pequeños sofás seccionales. Una idea estupenda es optar por una otomana en el centro de tu rincón para tener un elemento con diferentes funciones: guardar tus cosas, sentarte o poner tus pies cansados, además también puede convertirse en una estupenda mesa donde poner tus bebidas y aperitivos.

Cómo crear un rincón tranquilo en una estancia

Los accesorios

Los accesorios adecuados añaden color, textura y comodidad a tu sala de estar especial, es decir, a ese rincón en tu hogar que quieres hacer que sea estupendo para tu relajación. Si tienes madera o si tienes baldosas en el suelo, escoger una alfombra será una idea estupenda para poder mimar los pies descalzos con suavidad en esta zona de tu hogar.

También puedes colocar una pequeña bandeja para poner una manta que esté a tu alcance por si algún momento tienes frío. No te olvides de iluminar esta zona con una bonita lámpara aunque tengas las ventanas cerca, por la noche también necesitarás iluminación.

Cómo crear un rincón tranquilo en una estancia
Tampoco podrás olvidar el decorar esta zona de tu hogar para que esté acorde no sólo con la decoración del resto del hogar, sino también con el objetivo de esta zona de tu estancia: ya sea para leer, para descansar, para meditar o para charlar con tus familiares y amigos. ¿Ya sabes qué zona de tu hogar será la que utilices para crear este rincón especial de descanso? Seguro que te encantará y que querrás llegar cada día del trabajo sólo para poder disfrutar de tu rincón especial.