Crear un estudio bajo la escalera de interior
En viviendas unifamiliares o de tipo dúplex, la escalera de interior es un elemento al que se le puede sacar mucho más partido que el meramente funcional. Más allá de ser algo imprescindible que te permite acceder a la planta superior, hoy en día te ofrece posibilidades tan prácticas como estéticas, integrándose todas ellas perfectamente en el ambiente creado por tu estilo decorativo.

Hace unos días veíamos cómo crear un pequeño ropero bajo la escalera, una propuesta muy sencilla que te permite tener todos los complementos de calle siempre a mano. En el caso de hoy veremos otra opción más completa, ya que se trata de crear un estudio en el espacio que queda libre debajo de los escalones. Una opción que podrás llevar a cabo adaptando mobiliario estándar o encargando muebles a medida, para aprovechar al máximo cada rincón.

Como es lógico, la dimensión que tome este estudio siempre dependerá de los metros de los que dispongas, pero en cualquier caso llegará para una pequeña mesa y algún estante o archivador. También depende de si la escalera se sostiene sobre un pasillo o está incluida en la sala, en cuyo caso sí que podrás adaptar el estudio por completo al resto de la decoración. Ahí es cuando ya te puedes permitir el lujo de acoplar diferentes módulos en los que crear un despacho o rincón de estudio e incluso una amplia librería.

La idea de tener un estudio integrado en la sala de estar es la que cada vez eligen mayor número de padres con hijos adolescentes. Una forma de dotarles de un espacio en el que llevar a cabo sus tareas diarias, eliminando la incertidumbre de no saber si realmente están estudiando en su habitación. Aunque también es una propuesta muy práctica para cualquier edad, ya que actualmente la mayoría de nosotros utilizamos el ordenador por motivos profesionales o de ocio.