Crear una salita bajo la escalera de interior
La escalera de interior es (lógicamente) un elemento imprescindible en la estructura de las viviendas que cuentan con una más de una planta. Independientemente de que hablemos de un dúplex o de un chalet, existen diferentes maneras de decorar la parte baja de la escalera para sacar el mayor partido a un espacio que hace años quedaba muerto. Entre estas opciones, una que se utilizó mucho fue la de cerrar ese espacio y convertirlo en un práctico armario empotrado.

Hoy hablaremos de otra posibilidad, la que consiste en aprovechar no solo ese hueco, sino toda la zona baja. Crear una salita bajo la escalera de interior es una de las propuestas que más estamos viendo últimamente y su éxito consiste en la gran ventaja de que obtendremos una estancia a mayores gracias a no limitar el hall a zona de paso. De este modo podrás disponer de un rincón encantador, cálido y de gran uso.

Como puedes ver en la fotografía, el bajo de la escalera es el lugar que se ha elegido para colocar un amplio y cómodo sofá. El hecho de acompañarlo de una mesita de centro sobre una pequeña alfombra, favorece el impacto visual de que estamos en una pequeña sala y no en medio de la entrada de la casa. Gracias a este efecto podemos aprovechar el resto de la zona para situar una mesa camilla típica de salitas, creando así un espacio aun más amplio y funcional.

Para conseguir un mayor efecto de sala de estar, es importante que completes la decoración con los artículos típicos que favorezcan ese ambiente. En este sentido tienes un gran abanico de posibilidades entre lámparas, cuadros, jarrones y demás objetos decorativos que te ayuden a convertir un espacio de paso en una práctica sala donde poder disfrutar de tus momentos de ocio.