¿Cuándo se debe cambiar un colchón viscoelástico?
Hace unos días escribí un post sobre los colchones viscoelásticos, concretamente sobre qué aspectos tener en cuenta a la hora de elegir uno. Hoy me gustaría retomar este tema pero para centrarme en el tiempo que debe pasar hasta que debas cambiarlo, y me refiero únicamente al caso de los colchones viscoelásticos, no cualquier tipo de colchón.

Según el material de cada colchón, influirá de una manera u otra en nuestro descanso, además de en su durabilidad. En este caso, se trata de un material sintético que diseñó la NASA y que proporciona innumerables beneficios para el cuerpo, ya que se adapta completamente a su forma y permite descansar mejor.

¿Cuánto dura un colchón viscoelástico?

¿Cuándo se debe cambiar un colchón viscoelástico?
Lo primero que debes tener en cuenta es la recomendación general hacia cualquier colchón, sea del tipo que sea, que dice que hay que cambiarlo como máximo cada 10 años. En el caso de un colchón viscoelástico, si está en perfectas condiciones y notamos que descansamos bien sobre él, podemos exprimir al máximo ese tiempo y no habrá necesidad de cambiarlo antes.

¿Cuándo se debe cambiar?

Ahora bien, hay casos en los que debe cambiarse antes de que se cumplan esos 10 años. Estos son los principales motivos que te deben llevar a cambiar tu colchón viscoleástico:

– Si notas que por las mañanas te levantas con cansancio o algún tipo de dolor en cuello y espalda, está claro que el colchón no cumple ya con su función, por lo que es recomendable cambiarlo. Piensa que un colchón te debe garantizar máximo confort para que te levantes con el cuerpo descansado, así que no hay que estirar su uso más de lo necesario.

– Otro caso en el que debes cambiarlo cuanto antes es si cada vez que te mueves en la cama notas que hace ruido, pero que hace ruido el colchón, no el somier o la estructura.

¿Cuándo se debe cambiar un colchón viscoelástico?
– Si el colchón es para una pareja y notáis que vuestros cuerpos van hacia el centro cuando estáis acostados, también habrá que cambiarlo. Los colchones viscoelásticos están diseñados para que se adapten a la forma del cuerpo de cada persona, por lo que no tiene que irse ninguno hacia el centro, por mucho que pese.

– También deberás cambiarlo si la superficie del colchón está arrugada o suelta, ya que debe estar siempre lisa y con textura suave, así es como cumple con su función correctamente.

– Por último, es recomendable cambiarlo si padeces una enfermedad que te va a tener en cama mucho tiempo, siendo lo adecuado en este caso comprar uno de gama alta que se adapte a tus circunstancias.

¿Tienes un colchón viscoelástico? ¿Conoces algún otro motivo para cambiarlo?