Cuartos de baño fáciles de limpiar
El refranero popular español está lleno de grandes verdades, y hoy quiero destacar aquel refrán que tantas veces me dijo mi madre: “No es más limpio el que más limpia, sino el que menos mancha”, y qué gran verdad. Por ello, hoy quiero mostrarte un par de fotografías en las que podrás ver unos cuartos de baño fáciles de limpiar, porque no sólo se trata de lo ordenados que seamos, sino también de saber elegir los materiales adecuados que nos faciliten ensuciar menos y limpiar mejor.

Como podrás observar, tanto los suelos como las paredes están construidos en una sola pieza, eliminando así la laboriosa tarea de limpiar continuamente las juntas de los azulejos, que es en donde se concentra la suciedad en mayor medida. Del mismo modo, es importante que las paredes gocen de una alta impermeabilidad, de modo que también puedas evitar las marcas que las salpicaduras del agua y el vapor suelen producir una vez que se secan por sí mismas.

Cuartos de baño fáciles de limpiar
En cuanto al suelo, también es importante que cuenten con una estratégica colocación de desagües, que faciliten una correcta recogida del agua y que impidan las horribles huellas por salpicadura. Para los saneamientos, cada vez son más los diseños que podrás encontrar, tanto en wáteres como en bidés, que eviten el contacto con el suelo, garantizando así una zona limpia de humedades, óxidos y otros, que tan difícil acceso tienen en los diseños tradicionales.

Esta idea de diseño se hace extensiva también al mobiliario, que cada vez se ocupa más de ofrecerte modelos que dejan la tubería al aire, de modo que su fácil transpiración evite humedades, al mismo tiempo que los materiales con que están diseñados te garantizan su perdurabilidad y están debidamente protegidos para evitar desconchamientos o hinchazones que puedan deformar su forma original.