Cubiertas para pisicinas
Antes de que nos queramos dar cuenta estaremos disfrutando de todo lo bueno que nos trae el buen tiempo, como ir a la playa, aprovechar los espacios exteriores del hogar o disfrutar de la piscina.

Si tienes la suerte de contar con una piscina en tu casa, deberás ir poniéndola a punto para la llegada del verano. Una de las cosas que podrás hacer para mejorarla es poner una cubierta, un elemento que aportará un montón de beneficios. Te hablamos sobre las cubiertas de las piscinas a continuación.

Ventajas de instalar una cubierta

Si instalas una cubierta en tu piscina podrás proteger el agua durante la noche y la temporada de invierno. De esta manera podrás ahorrar hasta un 40% en el gasto de productos de limpieza y mantenimiento para el agua. Además, las cubiertas crearán una barrera adicional para aumentar la seguridad de los niños.

Y si te decantas por las cubiertas acristaladas, optimizarás la radiación solar, facilitando un aumento de la temperatura del agua, lo que hace que puedas utilizarlas cuando ya no hace tanto calor.

Cubiertas para pisicinas

Tipos de cubiertas

En el mercado encontrarás una amplia variedad de cubiertas de piscinas. Lo más común es optar por una lona o una cubierta flexible de algún otro material que no permita el paso de la lluvia y haga que el agua no quede a la intemperie. Entre las estructuras más prácticas encontramos los sistemas rígidos de apertura telescópica, en los que las partes se superponen unas sobras las otras. Además, podrás optar por cubiertas de madera, una alternativa perdurable y muy recomendable.

Las cubiertas disponibles en el mercado se adaptan a rodo tipo de necesidades, adecuando las medidas a cada cliente. Lo importante es escoger un modelo resistente que sea mayor de lo que mide la piscina.