Cubrir porches y terrazas
Cuando compramos una casa de obra nueva con balcón o terraza lo más habitual es que estos espacios descubiertos se encuentren completamente desprotegidos frente a toda clase de temporales y temperaturas que nos harán sufrir el calor de verano pero también sus fuertes tormentas si llegan.

Precisamente por eso, colocar algún elemento que cubra el cielo de estos espacios resulta fundamental para contar con una buena base frente a los elementos externos que podrían impedirnos disfrutar de un magnífico entorno como éste durante los meses más apacibles del año.

Pues tranquilo si no tenías muchas ideas, porque en Interiorismos te las traemos de todos los tipos y para todos los bolsillos:

Cubrir porches y terrazas
Toldos: Es uno de los recursos más habituales debido a su precio, a la facilidad de montaje y a su cómodo uso, y es que además los toldos se pueden plegar y desplegar rápidamente y además permiten regular hasta qué punto quieres permitir que llegue el sol en el espacio.

Cubrir porches y terrazas
Cubiertas: Aunque necesitan una buena inversión económica para una estructura y un montaje profesional, las cubiertas son perfectas tanto a nivel decorativo como práctico. Puedes encontrarlas de un montón de materiales distintos como el vidrio, las planchas de bicarbonato, la madera, el cañizo, textiles y hasta plantas enredaderas sobre las bases de madera o aluminio, por ejemplo.

Pérgolas o carpas:
Son dos opciones muy parecidas en el sentido de que ambas parecen pequeñas casetitas que nos cubrirán de cualquier elemento climático (adversos o no). A nivel decorativo, las pérgolas son la tendencia más elegante y chic que dará un toque de distinción a tu hogar si bien en este caso no están en contacto directo con la fachada del hogar.

Grandes sombrillas:
Si tu terracita o jardín es demasiado pequeño para el resto de recursos mencionados o si sencillamente sólo te gustaría cubrir una parte en concreto las grandes sombrillas pueden ser la solución ideal… Cubren del sol, permiten espacios ligeramente más frescos y además decorativamente son una monada.