Cuna extensible de 3 posiciones
Elegir la cuna del bebé es una de las fases más importantes a la hora de decorar su dormitorio, ya que de ello dependerá en gran medida su descanso y seguridad. Por ese motivo hay que mirar muchos diseños antes de decantarse por uno, dejando siempre como último factor la estética, aunque hoy en día suele acompañar. Otro punto al que hay que prestarle atención es al tiempo que podremos utilizarlo, para así poder sacarle el máximo partido a su coste.

En este sentido, en una ocasión hablaba de unas originales cunas con cambiador que podías convertir en cama y escritorio después de los primeros años del niño. Pues bien, en el caso de hoy veremos un mueble más sencillo, pero al que también podrás darle mucho uso, incluso cuando tu hijo ya sea mayor. Se trata de una cuna extensible que cuenta con 3 posiciones diferentes.

Una cuna para cada etapa de su vida

Cuna extensible de 3 posiciones
Se llama babybox, y es de la firma moodelli, y consiste en una mini-cuna que está pensada para ofrecerte una longitud inicial que podrás utilizar de 0 a 3 meses, otra para partir de esa etapa y llegar hasta el añito, y otra definitiva en la que tu niño podrá dormir hasta los 2 añitos, la edad ideal para pasarlo a su camita. Del mismo modo, también podrás modificar la altura del colchón a medida que el bebé vaya creciendo, partiendo de la posición más alta, hasta situarlo en la parte más baja de la cuna para una mayor seguridad.

Otros usos

Cuna extensible de 3 posiciones
Esta práctica cuna, además de crecer con el bebé en sus primeros 24 meses de vida, también está pensada para que luego la vuelvas a colocar en la postura inicial, y así aprovecharla como juguetero mientras el niño sea pequeño, y como cesto de la ropa cuando ya se haga mayor. Una inversión inicial que aprovecharás toda la vida.