Dar estilo a un sofá estándar con simples detalles

Quizá alguna vez has pensado que tu sofá ha dejado de gustarte, que ya tiene demasiados años o que su aspecto es neutral y poco glamouroso. El sofá es una pieza vital en la decoración de salitas y salones (incluso puede usarse en otras estancias de la casa como dormitorios o cocinas), pero también es uno de los muebles más caros y no podemos renovarlo siempre que nos gustaría. Para ello, desde interiorismos.com vamos a traerte sencillos trucos y ideas que darán estilo a tu sofá, por muy simple estéticamente que éste sea.

Dar estilo a un sofá estándar con simples detalles

De hecho, muchos decoradores aconsejan la adquisición de sofás sencillos, neutros, poco pretenciosos respecto a diseño y estampados. ¿Por qué? Porque de esta forma son más flexibles y más fáciles de combinar con otros muebles, colores o textiles, lo que nos permitirá que quede bien incluso aunque cambiemos la decoración. Serán los accesorios los que modificarán completamente el estilo de este mueble y, por ende, el de tus espacios.

Los cojines, grandes aliados

Como ya habías podido imaginarte, los cojines son aquellos elementos baratos e idóneos para dar vida a un sofá simple y neutro en cuanto a forma y color. Te sorprendería saber cómo es capaz de cambiarlo un solo cojín con un estampado adecuado. Por ejemplo, si tu sofá es alargado, sin formas y de un color neutro (como blanco, hueso o beige), te recomendamos poner un cojín alargado y bajo, que quede a la altura de las lumbares de la persona que se siente, en un estampado marrón o de otro tono oscuro cuyo fondo sea un tono similar al del sofá. Es una forma simple y limpia de añadir impacto y personalidad y le dará un toque minimalista perfecto a tu salón.

Dar estilo a un sofá estándar con simples detalles

Cuatro cojines en tonos oscuros, pero no demasiado vistosos, tanto lisos como en estampado, le darán fantasía y vida a tu sofá. Prueba éstos: pistacho, fucsia, gris y azulón. Si esta apuesta te parece demasiado colorida, puedes optar por diferentes cojines en distintos tonos tierra.

Dar estilo a un sofá estándar con simples detalles

Las rayas también son una opción elegante y fresca. Escoge colores relajados para no recargar, pero al menos 3 ó 4 tonos. Si los combinas con las cortinas, estarás diseñando un espacio más acogedor.

Dar estilo a un sofá estándar con simples detalles

También puedes apostar por los tonos cítricos para conseguir más luminosidad en tu salón y dar un aire vacacional a tu casa: Prueba con tres cojines amarillos (combina lisos con diferentes estampados) y dos con estampados verde lima oscuro. Para que el efecto sea mayor, añade una manta amarilla a uno de los lados del sofá e incorpora dos reposapiés cuadrados del mismo tono de verde.

Dar estilo a un sofá estándar con simples detalles

Un vistoso textil sobre el asiento del sofá

Esta idea añadirá grandes dosis de personalidad a tu sofá y es una solución ideal si el asiento del mismo tiene algún defecto (esa quemadura que alguien hizo por descuido, restos de vino que no hemos podido eliminar o pequeñas rozaduras que se han hecho con el uso). Lo único que debes tener en mente es seleccionar un textil -puede ser un pañuelo, una manta, un maxi-fular de seda… depende el grosor que quieras darle- bonito, vistoso y que le vaya bien al estilo de tu salón.

Dar estilo a un sofá estándar con simples detalles

Si quieres un aspecto sofisticado y buscas dar frescor a tu salón, te recomendamos telas vaporosas; para añadir calidez durante el invierno, una manta fina iría muy bien. Además, esta tela que conocerás cubriendo todo el asiento tiene la ventaja de que te ayudará a proteger tu sofá de quemaduras o manchas indeseadas.

Pon la atención a espaldas de tu sofá

Puede que tu sofá no llame la atención en cuanto a diseño, pero puedes hacer que todos los ojos vayan a él si creas una nota de color impactante a sus espaldas. La mejor manera es colocando un gran mural o cuadro a espaldas de este mueble. Te recomendamos una gran pintura abstracta de varios colores. Si quieres dar alegría, apuesta por los tonos vistosos, mientras que tres colores clásicos bien combinados serán la opción perfecta si buscas elegancia. Otras opciones son usando vinilos, espejos, colecciones de sombreros, piezas de arte con diferentes texturas…

Dar estilo a un sofá estándar con simples detalles

Mantén el mismo tono, pero combina texturas

No hace falta elegir otros colores para enriquecer el sofá y su conjunto, sino que también puedes hacerlo con muy diversas texturas. Si tu sofá es de color crema, escoge algunos cojines en ese tono o similar con diferentes estampados y formas (unos alargados, otros estrechos, más grandes y pequeños…) En cuanto a los estampados, combina los ultra-suaves con los vaporosos o aquellos de lino con cobertores de punto. Te ayudará también incorporar otros detalles: como mantas de lana tejidas con aguja grande, manitas suaves, tapetes para cubrir los reposa-brazos…

Dar estilo a un sofá estándar con simples detalles

Averigua qué tonos le van mejor a tu sofá y úsalos

Dependiendo del color de tu sofá, podemos darle vida con tonos que nos ayudarían a embellecer el conjunto. Por ejemplo, si es beige, podemos hacerlo parecer mucho más suave y bonito con tonos rosa pastel, salmón o melocotón. Si queremos una apariencia discreta, pero no aburrida, apuesta por los grises. En el caso de que sea negro, los tonos de gris más claro o los blancos pueden sern una buena opción. Estos colores pueden incorporarse en forma de cojines, cubre-sofás, marcos en la pared del sofá, telas para cubrir respaldo, reposa-brazos o asiento, etc.

Dar estilo a un sofá estándar con simples detalles

Añade accesorios

Lo que buscamos es que el punto central de las miradas no sea el mismo sofá, sino otros lugares cercanos a él. Si lo rodeas de accesorios elegantes y funcionales, nadie se fijará en que el diseño del sofá no es de revista de decoración. Intenta conseguir alrededor del mismo al menos 1 ó 2 puntos de atención. Por ejemplo, una mesita pegada a uno de sus brazos con una planta grande, una mesa de café alargada llena de adornos, un moderno reposapiés o un carrito con snacks para amenizar tus tardes de televisión.